Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública | Revista Diabetes

Publicado en: ABC

Especialistas en diabetes han presentado algunas recomendaciones sobre aspectos esenciales relacionados con la educación terapéutica, el ajuste de la medicación y el control metabólico, pero también con el ejercicio físico, la alimentación y el bienestar emocional para tener en cuenta en el brote de coronavirus.

1. Actividad física

Objetivo: 1 hora al día. Levántese y muévase en casa. Cualquier actividad es mejor que ninguna. Incluso la actividad de intensidad ligera puede compensar los riesgos para la salud del sedentarismo. Para contrarrestar la falta de actividad física cotidiana por el confinamiento y cumplir con las recomendaciones internacionales para mantener un buen estado de salud, se aconseja que la persona con diabetes realice al menos 300 minutos de ejercicio aeróbico a la semana distribuidos en 5-7 días.

La mejor manera es acumular sesiones de mínimo 10 minutos de duración a una intensidad que aumente el ritmo de la respiración, pero sin llegar a jadear o notarse en una situación de ahogo, lo cual nos estaría indicando que el ritmo es excesivo.

Ejercitar el cuerpo beneficia la mente. La actividad física está relacionada con un mejor sueño, memoria, equilibrio y capacidad cognitiva; además, se asocia a un menor riesgo de aumento de peso, demencia y depresión. Es una de las cosas más importantes que la persona con diabetes puede hacer por su salud y bienestar.

2. Alimentación

4) Cuide su alimentación:

-Evitar compras compulsivas en los supermercados y eludir especialmente los alimentos nutricionalmente poco aconsejables.
– Planificar y realizar únicamente una compra semanal.
– Aunque los alimentos no son una vía de transmisión del virus, la OMS recomienda mantener una buena higiene en la cocina.
– Asegurar un correcto consumo proteico diario a base de alimentos de buena calidad, evitando carnes rojas y embutido y potenciando al máximo el consumo de proteína de origen vegetal
– Ajustar la ingesta nutricional a la situación de confinamiento domiciliario (con menos gasto energético). Para ello, es crucial limitar el consumo de alimentos muy calóricos y evitar picoteos

También puede interesarte:  Te contamos la relación entre el cáncer y la diabetes

– Si se realiza una ingesta extra de hidratos de carbono, será preciso reajustar los cálculos de dosis de insulina en personas que la utilizan

3. Educación terapéutica y ajuste de medicación

La diabetes no aumenta el riesgo de contraer la infección. El riesgo que tiene una persona con diabetes de contraer la infección que causa la Covid-19 es el mismo que el de la población general, aunque si se contrae la infección su gravedad y evolución puede ser diferente, según la edad, grado de control de la diabetes, presencia de complicaciones crónicas u otras patologías.

Lo que no debe faltar en casa: la medicación y los dispositivos de control. Tener disponible todo el material relacionado con el cuidado de la diabetes, desde medicamentos y su receta, hasta el medidor de glucosa, las tiras reactivas glucosa y cetonas, y los teléfonos de contacto del equipo médico, la farmacia, el centro de Atención Primaria y emergencias médicas… 

El control estricto de la glucosa es clave. Aumentar la frecuencia de controles de glucosa y, si procede, el de cuerpos cetónicos (si el valor de la glucosa es superior a 250mg/dl en 2 ocasiones). Extremar la alerta y conocer bien los signos de alarma de descompensación (valores altos de glucosa, cuerpos cetónicos positivos, sed, ganas de orinar…), así como la actuación a realizar en estos casos y dónde contactar con el equipo de atención sanitaria si es preciso (recomendaciones comunes frente a cualquier infección) 

En caso de infección por coronavirus:

– Puede ser necesario ajustar la medicación.

– Es fundamental mantener una adecuada hidratación

– No suspender el tratamiento con insulina, especialmente si tiene diabetes tipo 1

También puede interesarte:  ¿Qué es lo que causa la diabetes?

– Si presenta cifras de glucosa elevadas, puede ser necesario administrar dosis extra de insulina, y la medición de cuerpos cetónicos.

– Si está tomando fármacos del tipo iSGLT2 o “glucosúricos”, debe suspenderlos.

– Si presenta niveles de glucosa y cuerpos cetónicos repetidamente elevados, contacte con su equipo de profesionales sanitarios.

Comentarios de Facebook