El estudio mostró que las personas con diabetes que recibieron la intervención de apoyo a la salud bucal basada en la atención primaria aumentaron su calidad de vida.

Un equipo de investigación de la Universidad de Ámsterdam ha desarrollado una intervención en las consultas de Atención Primaria para conocer la conexión que hay entre la salud bucal y general en pacientes con diabetes.

El estudio se ha desarrollado debido a que los pacientes con diabetes corren un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud bucal, como la enfermedad de las encías. Sin embargo, la atención de estos problemas de salud relacionados generalmente está desconectada, dividida entre Atención Primaria y atención dental.

Por ello, en un ensayo controlado aleatorio por conglomerados, 764 pacientes de 24 consultorios de Atención Primaria recibieron apoyo de salud bucal o atención primaria estándar. Así, se pidió a los participantes que calificaran su calidad de vida de salud bucal, así como su salud general y cualquier problema de salud bucal, al inicio y al final del estudio.

Los resultados del estudio sobre la diabetes

El análisis mostró que las personas con diabetes que recibieron la intervención de apoyo a la salud bucal basada en la atención primaria tuvieron un aumento significativo en la calidad de vida de la salud bucal auto-informada en comparación con el grupo de control.

Por su parte, “los pacientes con diabetes tipo 2 que asisten a la atención primaria de la diabetes pueden beneficiarse de una atención adicional a la salud bucal. También refleja además el concepto de conexión entre la salud bucal y la salud general”, han dicho los expertos.

Salud bucal y diabetes 

Por otro lado, según informa la Fundación para la Diabetes Novo Nordisk, la Sociedad Española del Dolor (SED) y la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) se han unido para la divulgación de información sobre la conexión de la salud bucal y la diabetes. 

También puede interesarte:  La diabetes y la presión arterial alta

Dichos estudios conjuntos entre ambas asociaciones sobre la diabetes y la enfermedad periodontal han sido dirigidos principalmente a profesionales de la salud. Sin embargo, también son de acceso libre y gratuito para toda la población.

Las conclusiones pusieron en evidencia la relación bidireccional existente entre diabetes y enfermedad periodontal. De este modo, se conoce que una persona con diabetes tiene mayor riesgo de tener una peor salud bucal, sobre todo un mayor riesgo de sufrir periodontitis. Asimismo, una persona con periodontitis tendrá un riesgo más elevado de sufrir diabetes o de experimentar alteraciones en su hemoglobina glicosilada si ya cuenta con una diabetes diagnosticada.

Así, ambas sociedades ponen en evidencia que un mejor control de la diabetes ayuda a evitar dificultades de la salud bucal o, de igual forma, como una buena salud oral favorece a un buen control de la diabetes.  

Por lo tanto, el cuidado de la salud bucodental en personas que tienen diabetes, o que están en riesgo de padecerla, se convierte en un hábito imprescindible para que puedan optar a una buena salud general. 

Comentarios de Facebook