Las personas con diabetes tipo 2 diagnosticadas durante la juventud tienen un alto riesgo de desarrollar complicaciones a edades tempranas y una mayor probabilidad de sufrir múltiples complicaciones en los 15 años siguientes al diagnóstico.

A los 15 años del diagnóstico de diabetes tipo 2, el 60 por ciento de los participantes presentó al menos una complicación relacionada con la diabetes, y casi un tercio tuvo dos o más complicaciones, según los resultados del estudio de seguimiento TODAY2.

“El estudio original TODAY demostró que la diabetes tipo 2 de inicio en la juventud es distinta de la diabetes de inicio en la edad adulta: es más agresiva y más difícil de controlar -explica Barbara Linder, científica del proyecto NIDDK para TODAY-. Al seguir el curso de esta enfermedad única, TODAY2 muestra las complicaciones devastadoras que pueden desarrollarse en lo que debería ser la flor de la vida de estos jóvenes”.

TODAY2 contó con 500 participantes originales del estudio TODAY, que comenzó en 2004 y fue el primer gran ensayo comparativo de eficacia para el tratamiento de la diabetes de tipo 2 en los jóvenes. El estudio comparó tres tratamientos para controlar la glucemia: metformina sola, metformina más rosiglitazona y metformina más una intervención intensiva sobre el estilo de vida. La metformina es el único medicamento oral aprobado por la FDA de Estados Unidos para tratar la diabetes tipo 2 en jóvenes.

En el momento de la inscripción, los participantes tenían entre 10 y 17 años, habían sido diagnosticados de diabetes tipo 2 durante menos de 2 años y tenían sobrepeso u obesidad. La edad media de los participantes tras el seguimiento de TODAY2 era de 26 años.

También puede interesarte:  Del 33% al 58% de los hombres con diabetes tipo 2 presentan hipogonadismo o andropausia

Los participantes en TODAY2 fueron controlados anualmente para detectar signos de complicaciones de la diabetes, incluyendo enfermedades cardíacas, enfermedades renales, complicaciones del pie diabético, y para informar de otros eventos de salud. La enfermedad diabética del ojo se evaluó una vez durante el estudio, en la visita de los 7 años.

En general, los investigadores observaron un descenso constante del control de la glucosa en sangre a lo largo de 15 años. Además, el 67 por ciento de los participantes tenía hipertensión arterial, casi el 52 por ciento presentaba dislipidemia, casi el 55 por ciento tenía una enfermedad renal, el 32 por ciento mostraba evidencia de enfermedades nerviosas y el 51 por ciento presentaba enfermedades oculares. Las tasas no difirieron en función de la asignación del grupo de tratamiento original del estudio TODAY.

Además, algunos participantes tuvieron una mayor probabilidad de desarrollar múltiples complicaciones a lo largo del tiempo, ya que el 28 por ciento desarrolló dos o más durante el periodo de seguimiento. Los participantes que pertenecían a un grupo racial o étnico minoritario, o que tenían un nivel elevado de glucosa en sangre, hipertensión y dislipidemia tenían un mayor riesgo de desarrollar una complicación.

“En comparación con lo que vemos en los adultos con diabetes tipo 2, los participantes en TODAY2 desarrollaron complicaciones mucho antes en el curso de su enfermedad y a un ritmo mucho más rápido en el tiempo”, señala el presidente del estudio TODAY2, Philip Zeitler.

“Este estudio muestra la importancia de tratar la diabetes tipo 2 de inicio juvenil de forma intensiva desde el principio y de utilizar todos los enfoques disponibles para controlar la glucosa en sangre y prevenir, retrasar o tratar agresivamente las complicaciones en desarrollo”, añade.

Comentarios de Facebook