Un estudio realizado por médicos del Mayagüez Medical Center (MMC) probó que la hipertensión y diabetes fungen como enfermedades que pudieran desencadenar en el desarrollo de los síntomas graves asociados a COVID19.

Además, se probó que el medicamento remdesivir, aunque ligeramente podría cambiar los niveles de Creatinina de estos pacientes, no ocasionan daño renal.

Así lo reveló a Medicina y Salud Pública (MSP) la doctora Glorymar López, parte de los autores de esta investigación, que tomó una muestra aleatoria de 136 pacientes admitidos en la institución hospitalaria. 

Cabe señalar que, además que las afecciones cardiovasculares como la hipertensión (64.7%) y la diabetes (40.4%) en esta población con una mediana de edad de 63 años y en su mayoría hombres, también figuraron en minoría las condiciones de asma (8.8%) y Enfermedad Pulmonar Crónica Obstructiva (COPD) (5.9%). 

Esto concuerda esto con lo expuesto recientemente por neumólogos a este medio, asegurando que ambas condiciones respiratorias están en menor grados asociadas a la cronicidad del virus, en contraste con lo que se esperaba al principio de la pandemia.

El remdesivir fue el primer medicamento aprobado por la FDA para tratar los síntomas graves del COVID19 el año pasado. 

Mientras, este estudio buscaba probar si el medicamento antiviral promovía el daño renal agudo en pacientes hospitalizados con neumonía por COVID19, con función renal normal.

“Como el remdesivir es un medicamento que se filtra prácticamente por el riñón, queríamos saber si este tenía algún efecto adverso en este órgano y en la salud del paciente que recibe el tratamiento durante la hospitalización”, explicó.

“La prevalencia mayor de comorbilidades en estos pacientes fue la hipertensión y diabetes. Aquellos con asma y COPD fueron una población en minoría. Lo más importante que queríamos saber si aquellos que recibían su terapia con remdesivir iban a tener un daño renal agudo y los resultados demostraron que no, no existió el daño agudo en la muestra. Fue bien impresionante ver que aunque existen unas poblaciones a mayor riesgo de contraer COVID19, ver cómo las enfermedades cardiovasculares influyeron sobre el desarrollo de los síntomas graves de este virus”, reiteró.

También puede interesarte:  El embarazo produce diabetes gestacional

Recalcó la importancia de que precisamente la población cardiovascular de la Isla reciba la vacuna contra el COVID19, para contrarrestar la influencia de estas afecciones sobre los síntomas más graves de esta enfermedad infecciosa.

“Lo importante es siempre la educación y orientación de cómo evitar que estas enfermedades progresen y sean unas letales.

Finalmente, la Doctora celebró el que estos datos publicados concuerden con recientes resultados de otros estudios de Estados Unidos, de manera de que estos hallazgos pueden ser extrapolables.

Comentarios de Facebook