Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública | Revista Diabetes

La disfunción eréctil es una condición que suele afectar a muchos hombres con diabetes,  por lo que resulta ser más habitual de lo que imaginas.

Aunque suele afectar a los hombres mayores de edad, en los diabéticos,  llega a aquejar a pacientes muy jóvenes especialmente, si estos, llevan un mal manejo de su enfermedad. Por lo que, es indispensable llevar un control glucémico estricto y a diario.

De acuerdo a una publicación realizada por la Fundación para la Diabetes Novo Nordisk, esta condición médica puede aparecer unos 10 o 15 años antes de lo que comúnmente aparece en hombres sin diabetes, es decir alrededor de los 58 años.

Pasados los 70 años casi el 100% de los hombres llega a presentar esta condición, sin embargo, el envejecimiento prematuro de los tejidos ocasionado por la diabetes conduce a que este tipo de problemas se produzcan antes.

Si piensas que estas sufriendo de disfunción eréctil es fundamental que pierdas la vergüenza y consultes con tu especialista para buscar opciones de tratamiento como lograr el aumento en  la afluencia de sangre hacia el pene, ya sea por medicamentos de vía oral, cremas tópicas, inyecciones e incluso, podría pensarse en la posibilidad de un implante de pene

La incapacidad del hombre para conseguir mantener una erección firme a la hora de establecer una relación sexual, también puede deberse a un problema psicológico, esto lo podrás determinar con ayuda de especialistas y prestando atención a signos como posibles erecciones al despertar o en otros momentos del día en los que no se esté expuesto a tener que estar frente a una pareja.

También puede interesarte:  Prediabetes: posible causante de otras enfermedades graves

El estrés y el miedo a no cumplir con las expectativas de otra persona asimismo pueden significar un riesgo. Por ello, manejar tus emociones, tener un adecuado control glucémico con el fin de no ver afectados los nervios y los vasos sanguíneos. y no abusar en la ingesta de medicamentos, tabaco o alcohol pueden mejorar la condición.

Comentarios de Facebook