Si tu niño ha sido diagnosticado con diabetes, es indispensable que prestes total atención a las indicaciones dadas por el médico para la toma de medicamentos y que cumplas con la dieta alimenticia que sugieren los especialistas, esto con el fin de mantener un control sobre la enfermedad, logrado que él pueda disfrutar de un estilo de vida sano.

Aquí compartimos algunos alimentos que resultan favorables para su alimentación, por su alto contenido en nutrientes, vitaminas y minerales.

  1. Asegúrate de que coma verduras y frutas todos los días; todo es cuestión de costumbre, así que si empiezas a cambiar las galletas y los paquetes por frutas enteras, él se ira acostumbrando. Para que todo sea más fácil, no lleves a casa productos empacados y deja a la vista una gran cantidad de frutas con variedad de colores, puedes optar por manzanas, mangos, zapote, fresas, ciruelas y demás.
  2. Por el bienestar de tu hijo y también para favorecer la sana ingesta de la familia, cambia el arroz, la pasta y el pan blanco por productos integrales, ya verás como nadie nota la diferencia en el sabor, pero si, los beneficiara en gran medida.
  3. Sabemos que ellos aman las salsas, pero en el mercado ya encuentras muchas sin grasa o bajas en grasa y son deliciosas.
  4. En la preparación del pollo, no olvides retirar la piel, para disminuir el consumo de grasa y evita todo el tiempo las preparaciones con cualquier tipo de embutido como jamón, mortadelas, salchichas y demás. Los sándwich de pollo asado o de atún, pueden ser una alternativa.
  5. Deja a un lado los fritos y busca en internet instrucciones para preparar comidas al horno, asadas, al vapor o a la parrilla.
  6. Cuida el tamaño de las porciones y así aprenderás a controlar las calorías, procura que las verduras siempre ocupen un gran espacio en el plato.
  7. Para la leche, nada mejor que las descremadas, así como los yogures griegos acompañados de un poco de cereal o frutos secos. En la variedad de quesos también puedes asesorarte para llevar a la mesa uno con menor cantidad de grasa pero igual de fresco y esquicito.
También puede interesarte:  La diabetes como causa de fallo renal

Acompaña está sana alimentación con actividad deportiva, pídele a tu hijo que te acompañe de compras o salgan a caminar un poco alrededor de la vivienda evitando que los aparatos electrónicos consuman todo su tiempo y fomentando más el sedentarismo.

Un vaso de agua al regresar a casa refrescará el cuerpo y  poco a poco le irán diciendo adiós a malos hábitos como las sodas o los refrescos con endulzante artificial.

Comentarios de Facebook