La retinopatía diabética es una de las complicaciones que se puede presentar en pacientes diabéticos que han dado un manejo inadecuado a la condición, pues se conoce como el daño en la retina ocasionada por las alteraciones de los vasos sanguíneos de los ojos y, que de no ser detectada a tiempo, puede derivar una pérdida permanente de la visión.

Los expertos aseguran que todos los pacientes diabéticos terminan desarrollándola, y que solo se puede prevenir en parte, es decir, se puede evitar llegar al punto en que la ceguera sea irreversible.

Hazle frente a la retinopatía diabética

Los especialistas aseguran que el estilo de vida tiene un alto porcentaje de influencia en el desarrollo de esta condición, por ello recomiendan lo siguiente:

  • Control estricto de la glucosa, es el principal factor a tener en cuenta para evitar las complicaciones propias de la diabetes,
  • Regula la tensión arterial; las cifras aconsejables para la nivelación de la tensión arterial varían acorde a la edad del paciente y el estado de salud propio del mismo. Lo recomendable es que se mantenga en casa un dispositivo para medir la tensión.
  • Vigila el colesterol y los triglicéridos, pues las alteraciones de los mismos son bastante frecuentes. Por lo general son necesarios medicamentos para bajar los niveles de estos lípidos en la sangre.
  • Aumenta la frecuencia de la actividad física, siempre y cuando no haya un sobreesfuerzo cardíaco.
  • Evita la obesidad, pues el sobrepeso aumenta la probabilidad de padecer condiciones cardiovasculares y oculares. De ahí la importancia de mantener un IMC saludable adecuado a la edad, estatura y género del paciente.
  • Presta atención a la anemia, especialmente en las mujeres, puesto que puede traducirse en alteraciones menstruales y un aumento en el riesgo de padecer retinopatía proliferativa.
  • Acude frecuentemente con expertos de la salud ocular, de esta manera se puede realizar un seguimiento constante de las alteraciones que provoca la diabetes en los ojos. Los expertos recomiendan acudir con el oftalmólogo cada cuatro meses, por lo menos.
También puede interesarte:  ¿Por qué hay pacientes que desarrollan diabetes después de pasar el coronavirus?

Fuente consultada: Cuídate +

Comentarios de Facebook