El aumento constante de los niveles de glucosa en sangre de los pacientes con diabetes tipo 2 es una de las causas más comunes de complicaciones en la salud de las personas relacionadas con esta condición.

Lo cierto es que el objetivo principal de los expertos es poder controlar bien las cifras de glucosa en sus pacientes, y corregir otras pequeñas complicaciones de salud que se asocian a la diabetes como el sobrepeso y los altos niveles de colesterol, de ahí que los especialistas enfaticen en un consumo moderado de azúcares y otros edulcorantes alimentarios, siempre y cuando se tenga una conciencia frente a los alimentos consumidos en el día.

En el caso del cacao, se ha considerado por años un producto bastante interesante nutricionalmente hablando, ya que es fuente de fitonutrientes, especialmente de flavonoiudes y de minerales como el magnesio,el fósforo y el hierro, de modo que el chocolate puede estar dentro de tu dieta sin ningún tipo de complicación.

Incluir el chocolate negro en nuestra dieta

Ahora bien, debemos entender que hay una variedad inmensa de chocolates, y la concentración del cacao dentro del mismo determina la calidad del producto. Debemos entender que entre más alto sea el porcentaje de cacao, más bajo será el contenido de azúcar en el chocolare. Tomemos de ejemplo el chocolate negro que por lo general tiene un 70% de cacao: contiene más flavonoides que el chocolate con leche y el chocolate blanco, también muy comunes en cuanto al consumo..

Investigaciones han comprobado que los flavonoides tienen un efecto positvo en la sensibilidad a la insulina, y pueden mejorar el equilibrio de la glucemia a través de la ralentización de la absorción intestinal y de la digestión de carbohidratos, además, actúan como agente antidiabético, especialmente en personas con diabetes tipo 2. Es así como el chocotale puede disminuir el estrés oxidativo, reducir la presión arterial y optimizar el metabolismo de la glucosa.

También puede interesarte:  Mitos: No hay ninguna diabetes 'buena'

Es por eso que varias entidades alimentarias alrededor del mundo recomiendan aprovechar los benedicios deriados del chocolate para los pacientes con diabetes tipo 2, siempre y cuando sea consumido con moderación y se sepa elegir muy bien el tipo de chocolate: un exceso podría ocasionar aumento de peso en la persona, y alterarle el control glucémico.

Fuentes consultadas: Makin diabetes easier, BBC, Observatorio del caco

Comentarios de Facebook