Aunque la diabetes puede ser una enfermedad grave, se necesita de un compromiso permanente para seguir con el tratamiento, para así cuidarte y evitar complicaciones en tu salud.

Conoce algunas maneras de cuidarte y disfrutar de una vida mucho más saludable: 

Comprométete con el control de la diabetes

Es crucial que aprendas todo lo que puedas sobre la diabetes, llevar una alimentación saludable y hacer actividad física diariamente, de igual manera, es importante que tengas un peso saludable. Así mismo, llevar el control de azúcar en tu sangre, y sigue las instrucciones de tu médico, toma tus medicamentos y consulta a tu médico si tienes alguna duda.

No fumar

Fumar puede aumentar el riesgo de padecer diabetes de tipo 2 y algunas complicaciones relacionadas con la diabetes, entre esas están: La disminución del flujo sanguíneo en las piernas y los pies, lo que puede provocar infecciones, úlceras y la posible extirpación de una parte del cuerpo por medio de cirugía (amputación), enfermedades cardíacas, accidente cerebrovasculares, enfermedades oculares, lesión en los nervios, enfermedades renales, entre otras. Habla con tu médico sobre los métodos para dejar de fumar.

Préstale atención a tus pies

Los niveles elevados de glucosa en la sangre, pueden provocar una disminución en el flujo sanguíneo y dañar los nervios de tus pies, al no tratarlo, las heridas y ampollas se pueden infectar gravemente, ten en cuenta que la diabetes puede dolor, hormigueo o pérdida de la sensibilidad en los pies. Puedes evitarlo así: 

  • Lávate los pies diariamente con agua tibia. Evita sumergir los pies, ya que eso puede secar la piel.
  • Sécate los pies con suavidad, especialmente entre los dedos.
  • Humecta los pies y los tobillos con una loción o con vaselina. No te coloques aceites ni cremas entre los dedos, pues la humedad extra puede provocar infecciones.
  • Revísate los pies diariamente para ver si tienes callosidades, ampollas, llagas, enrojecimiento o hinchazón.
  • Consúltale al médico si tienes una llaga u otro problema de pies que no se empieza a curar dentro de unos días. Si tienes una úlcera en el pie, una llaga abierta, consulta al médico de inmediato.
  • No camines descalzo en interiores ni en exteriores.
También puede interesarte:  ¿Cuándo se presenta un coma diabético?

Si ves algo fuera de usual en alguna parte de tu cuerpo o sientes que algo no está bien, te recomendamos acudir con tu médico lo más rápido posible.

Comentarios de Facebook