La diabetes es una enfermedad que no presenta muchas veces ningún tipo de síntoma, un padecimiento silencioso llega a descubrirse quizás cuando ya está un poco avanzada y la persona empieza a presentar perdidas de peso elevadas sin acudir a algún tipo de dieta.

Para aprender a manejar correctamente esta enfermedad debemos romper los mitos que se esconden detrás de ella. 

¿Es una condición que implica un alto riesgo para las embarazadas? 

Es indispensable que durante el embarazo la diabetes este controlada, ya que, al no hacerlo, la madre puede tener problemas de presión alta o presentar complicaciones durante el parto debido al tamaño del bebé, que suele ser muy grande.

El bebé también se expone a presentar malformaciones congénitas, macrostomia y dificultades para respirar bien al nacer.

No hay complicaciones si se controla durante el embarazo y es indispensable asistir a controles más recurrentes.

¿Genética o herencia?

El 50% de los casos si corresponden a factores en los que familiares tienen diabetes, sin embargo, también puede presentase sin que exista algún otro caso en nuestras familias, esto por abusos y excesos en la ingesta de azúcar, por falta de actividad deportiva o por malos hábitos de alimentación.

¿La Diabetes produce ceguera?

No significa que todos los pacientes con diabetes se vayan a enfrentar a esta condición, sin embargo, en aquellos que no asisten a controles periódicos, es común que se presenten problemas en la retina, el glaucoma o cataratas.

Cuando la enfermedad está bajo control, y las glucosas se mantienen estables, no se deberá ver afectado de forma grave ninguno de los órganos.

¿La enfermedad produce perdida de extremidades inferiores?

Si se usa calzado cómodo y suelto, unas medias sin costuras y elásticos, se cortan adecuadamente las uñas, se realiza una revisión diaria de pies para manejar a tiempo heridas o callosidades, no debería llegarse a extremos como úlceras o casos de pie diabético, los cuales, si no se controlan rápidamente, sí podrían llegar a presentar complicaciones o factores más graves como la amputación.

También puede interesarte:  ¿Por qué la diabetes cuesta más de controlar en las mujeres?

¿La diabetes tiene cura?

Al controlarla adecuadamente, se puede vivir normalmente, pero no significa que la enfermedad se cure o desaparezca; esta seguirá siendo una condición crónica que requiere de constante control, así el paciente goce de buenas condiciones de salud.

Un diabético toda la vida debe asegurarse de llevar un control médico y nunca debe dejar de lado la importancia del autocontrol y su responsabilidad en la toma de glucosas en casa, para garantizar que los índices se mantengan estables.

El factor de riesgo más importante para tener esta enfermedad es la obesidad, por lo que no se pude presentar en niños, adolescentes jóvenes y adultos. Y, en caso de padecerse, la aplicación de insulina, el seguimiento de glucosa con un glucómetro varias veces por semana son determinantes en el adecuado autocontrol.

Comentarios de Facebook