La terapia intensiva con insulina, es un tratamiento enfocado en mantener los niveles de azúcar en la sangre, lo más cerca de los niveles de glucosa de una persona que no tiene diabetes.

Este tipo de tratamiento, puede ayudar a prevenir las complicaciones de la diabetes a largo plazo, sin embargo, es necesario un gran compromiso, debido a que se necesita un estrecho control de los niveles de glucosa en la sangre y varias dosis de insulina.

Es usual, que se utilice en pacientes con diabetes tipo y tipo 2, con este nuevo tratamiento de control de glucosa en la sangre, el mantenimiento es más seguro, uno de los métodos recomendados es la bomba de insulina con sensor, este combina el control continuo de la glucosa en la sangre, el suministro de insulina a través de la bomba de insulina y un algoritmo de computadora que controla parte del suministro de insulina.

Algunos de sus beneficios incluye reducir el riesgo de tener lo siguiente:

  • Daños en los ojos por la diabetes
  • Daño en los nervios relacionado con la diabetes
  • Enfermedad renal por la diabetes
  • Enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular relacionados con la diabetes
  • Úlceras en la piel por la diabetes

La terapia de insulina puede llevar algo de trabajo, pero los beneficios son reales. Trabaja con tu médico de confianza para saber si la terapia intensiva de insulina podría ser el mejor enfoque para ti.

Comentarios de Facebook
También puede interesarte:  Páncreas artificial logra controlar eficazmente la diabetes en pacientes