La hipoglucemia es una condición que se caracteriza por un bajo nivel de glucosa o de azúcar en la sangre. La glucosa es esencial para mantener todos los sistemas del cuerpo funcionando de manera eficiente, cuando los niveles de este varían, fácilmente lo vas a poder evidenciar. El consumo de azúcar debe ser de manera responsable, ya que si los niveles suben mucho o son muy bajos, pueden llegar a tener efectos permanentes y graves sobre tu salud.

Es importante aclarar que cuando los niveles de azúcar son muy bajos, se necesita un tratamiento inmediato, si tu nivel de azúcar en sangre en ayunas es de 70 miligramos por decilitro (mg/dL), o 3.9 milimoles por litro (mmol/L) o más bajo deberían servir como alerta de la hipoglucemia, y te recomendamos acudir con tu médico.

Adicionalmente, los síntomas más comunes que se pueden presentar son:

  • Aumento en la frecuencia cardiaca
  • Irritabilidad
  • Temblores
  • Náuseas
  • Sudoración
  • Palidez
  • Apetito

Los síntomas comienzan de forma lenta o bien repentina y progresan en pocos minutos desde un malestar leve a una confusión grave o incluso pánico. Ten en cuenta que unos valores muy bajos de glucosa en sangre pueden afectar a la funcionalidad de algunos sistemas orgánicos, como lo es el cerebro ya que este es especialmente sensible a la hipoglucemia, porque la glucosa es su principal fuente de energía.

Comentarios de Facebook
También puede interesarte:  Diabetes bajo control: diez recomendaciones que puedes seguir