El hipertiroidismo o la tiroides hiperactiva, ocurre cuando la glándula tiroides secreta demasiada hormona tiroxina. Sin embargo, si se trata y diagnostica a tiempo, la mayoría de los pacientes responden de manera satisfactoria.

Causas:

  • Enfermedad de Graves: Un trastorno autoinmune en el que el sistema inmunitario ataca la tiroides y hace que produzca demasiada hormona. 
  • Nódulos tiroideos: Crecimientos en la tiroides, suelen ser benignos (no cancerosos), pero pueden volverse hiperactivos y producir demasiada hormona tiroidea. 
  • Tiroiditis: Inflamación de la tiroides, hace que la hormona tiroidea almacenada se filtre fuera de la glándula tiroides.
  • Demasiado yodo: El yodo se encuentra en algunos medicamentos, jarabes para la tos, algas y suplementos a base de algas. Tomar demasiado puede causar que su tiroides produzca demasiada hormona
  • Demasiada medicina para la tiroides: Esto puede ocurrir si las personas que toman medicamentos para el hipotiroidismo.

Si no se diagnostica y trata a tiempo, se pueden presentar algunas de estas complicaciones:

  • Problemas cardíacos: Algunas de las complicaciones más serias del hipertiroidismo involucran el corazón. Estas incluyen: un ritmo cardíaco rápido y un trastorno del ritmo cardíaco, llamado fibrilación auricular.
  • Huesos de cristal: La fortaleza de tus huesos depende parcialmente de la cantidad de calcio y otros minerales que estos contengan. Una cantidad excesiva de hormona tiroidea interfiere en la capacidad del cuerpo de incorporar calcio a los huesos.
  • Problemas en la vista: Las personas que sufren la oftalmopatía de Graves desarrollan problemas en la vista, incluyendo protrusión, ojos hinchados o rojos, sensibilidad a la luz y visión borrosa o doble..
  • Piel enrojecida o hinchada: No es común que las personas con la enfermedad de Graves desarrollen dermopatía asociada a la glándula tiroides. Esto afecta la piel, causa enrojecimiento e inflamación, con frecuencia en la espinilla y en los pies.
  • Crisis toritóxica: El hipertiroidismo también te pone en riesgo de sufrir una crisis tirotóxica, una intensificación repentina de los síntomas, que lleva a tener fiebre, pulso rápido e incluso delirios.
También puede interesarte:  Se crea con grafeno un 'nanocaballo de Troya' contra la diabetes

Te recomendamos ir inmediatamente con tu médico si tienes alguna incomodidad con tu cuerpo, o notas algo extraño.

Comentarios de Facebook