La diabetes es una enfermedad asociada a los niveles altos de azúcar en la sangre, entiéndase más de 100, debido a que el cuerpo no genera insulina, que es fabricada por el páncreas para generar energía en la glucosa. De hecho, en la isla se habla de la estrecha relación entre la diabetes y la obesidad.

Algunos especialistas afirmaron que los tipos de diabetes más comunes en Puerto Rico son el tipo 1, que está más asociada a los jóvenes y tipo 2 en adultos.

Tratamientos

Anteriormente, en medicina solo existía el tratamiento con insulina para la diabetes, sin importar la variedad en sus manifestaciones.Por fortuna, los avances de la ciencia han permitido la creación de un sinnúmero de opciones de tratamiento, algunos de vía oral. Sin embargo, el acceso a éstos y el uso de los mismos dependen de cada caso en particular. Por ejemplo, para los pacientes con diabetes tipo 1, la insulina seguirá siendo la primera opción de tratamiento.

Hay investigaciones de productos muy novedosos que atienden varios mecanismos. Uno de ellos llamado Sotagliflozin, fármaco que ayuda al tratamiento de diabetes, hipertensión y contribuye con la pérdida de peso.

Otras alternativas

Además, “existen los inhibidores de sodio y glucosa. Estos son medicamentos que son totalmente independientes a la insulina, sin importar si el paciente produce o no esta sustancia. Los fármacos mencionados, tienen beneficios para el control glicémico y también para disminución de eventos o mortalidad cardiovascular”, resaltó el doctor José García Mateo.

Durante la convención se habló sobre un innovador medicamento llamado Invokana que previene infartos, derrames y fallo renal.

Combinación con insulina

Todos los tratamientos mencionados van combinados a la insulina. Hasta el momento la comunidad científica no ha encontrado un medicamento que sustituya a la insulina en el cuerpo humano.

También puede interesarte:  Diabéticos: pacientes más vulnerables ante el coronavirus

A raíz de esta enfermedad descontrolada los pacientes pueden generar ceguera, eventos cardiovasculares, condiciones cognitivas, hiperglucemia, amputaciones, derrames cerebrales, fallo renal, entre otros.

Comentarios de Facebook