Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública | Revista Diabetes

Las personas que padecen diabetes están más expuestas a padecer la hipertensión, debido a que ambas enfermedades se ven relacionadas con los vasos sanguíneos. Está combinación de condiciones puede ser mortal para las personas, si no tratan a tiempo sus condiciones y llevan un control adecuado de ellas.

La hipertensión es la condición en la cual las personas poseen su  presión arterial más alta de lo normal, es decir el corazón bombea con mucha más fuerza la sangre a través de las arterias,  y esto puede provocar diversos daños en ellas  impidiendo que la sangre llegue a los órganos de forma correcta. 

Las personas pueden estar predispuestas a padecer de tensión alta si padecen de algún trastorno hormonal, están en embarazo, hacen uso de píldoras anticonceptivas, tienen un índice de masa corporal más alto de lo indicado y si tiene una mala alimentación, sobretodo alta en sodio. 

Relación de la hipertensión y la diabetes 

Son dos condiciones de vasos sanguíneos (son los canales por los cuales circula la sangre)  y  los pacientes de diabetes padecen glucosa alta por períodos  prolongados que puede proporcionar daños en los vasos sanguíneos, lo cual trae problemas del corazón, riñones etc.  y la hipertensión daña las arterias lo cual  puede ocasionar aterosclerosis y daños en los riñones 

Síntomas de hipertensión 

Usualmente no aparece ningún tipo de síntoma, cuando va avanzando la condición, poco a poco, van apareciendo.

Náuseas 

Dolores de cabeza 

Fatiga 

Cansancio  al caminar 

Consecuencias de presión alta cuando se padece diabetes 

Daños en el riñones 

También puede interesarte:  Cepillarse 3 veces al día reduce el riesgo de diabetes

Derrames cerebrales 

El corazón

Recomendaciones 

Monitoreo de sus signos vitales y sus presiones en especial, en la mañana y en la noche 

Tomarse los medicamentos de la presión 

Monitoreos asignados como de la glucosa  y colesterol 

Hacer ejercicio 

Alimentarse bien 

Disminuir comidas procesadas 

Evitar jugos, refrescos, harinas refinadas y avenas 

Comentarios de Facebook