La hipoglucemia es un estado de salud al que se enfrentan miles de personas en el mundo. Esta baja del nivel de glucosa en la sangre es causada por diversos motivos, uno de ellos, el exceso de insulina en el organismo.

Esta afección puede ser peligrosa si no se trata con atención. Pero ¿Qué la produce?

La glucosa es el azúcar en la sangre que proviene de alimentos como el arroz, las papas, el pan, las tortillas, los cereales, las frutas, las verduras y la leche, los cuales producen una importante fuente de energía en el cuerpo.

Al consumir este tipo de carbohidratos, la glucosa se absorbe en el torrente sanguíneo, para luego transportarse a las células, que finalmente, son ayudadas por una hormona llamada insulina, para obtener la energía.

6 causas de la hipoglucemia

  1. Malos hábitos alimenticios. Retrasar o saltarse comidas.
  2. Insuficiencia de carbohidratos en la comida.
  3. Administración de una dosis inadecuada de insulina en los diabéticos.
  4. Ejercicio físico muy intenso.
  5. Error al inyectar la insulina: inyectarla en el músculo en lugar de subcutánea.
  6. Utilizar agua a una temperatura muy elevada para ducharse poco después de pincharse la insulina.

Por otra parte, son muchas las personas que padecen de esta enfermedad y no lo saben. Es importante tener en cuenta que los niveles de azúcar se consideran bajos cuando caen por debajo de 70 mg7dL, sin el debido tratamiento, los pacientes pueden presentar desmayos, convulsiones, o peor aún, entrar en coma.

Si presentas los siguientes síntomas acude inmediatamente a tu médico:

  • Visión borrosa.
  • Ritmo cardíaco acelerado.
  • Cambios repentinos de humor.
  • Nerviosismo repentino.
  • Fatiga inexplicable.
  • Piel pálida.
  • Dolor de cabeza.
  • Hambre.
  • Estremecimiento.
  • Mareos.
  • Sudoración.
  • Dificultad para dormir.
  • Cosquilleo en la piel.
  • Dificultad para pensar con claridad o concentrarse.
  • Pérdida de conciencia, convulsiones, coma.
También puede interesarte:  Diabetes en niños y adolescentes: ¿Dónde estamos hoy?

Recomendaciones

En el momento de que aparezca un síntoma de baja de glucosa en la sangre, se debe ingerir alrededor de 15 gr. de carbohidratos de fácil digestión como:

  • Media taza de jugo o gaseosa regular.
  • 1 cucharada de miel.
  • 4 o 5 galletas saladas.
  • 3 o 4 caramelos o tabletas de glucosa.
  • 1 cucharada de azúcar.

En caso de una reacción severa, es necesario suministrar una dosis de glucagón, una hormona que actúa de manera opuesta a la insulina, esta moviliza la glucosa desde las reservas del organismo y su tiempo de actuación es de 10 minutos, aproximadamente.

Comentarios de Facebook