Tener diabetes después de los 50 años puede ser un signo temprano de cáncer de páncreas, según un nuevo estudio.

El cáncer de páncreas es uno de los más mortíferos y la tasa de supervivencia general de 5 años de cerca de un 8%.

Según la Clínica Mayo, los síntomas que trae el cáncer de páncreas incluyen, fatiga, pérdida de peso y dolor abdominal. Los principales factores de riesgo son el tabaquismo, la obesidad, la vejez y los antecedentes familiares.

El fumar causa entre un 30% de los casos de cáncer de páncreas, según sugirió la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

Este estudio publicado en el Journal of the National Cancer Institute, tuvo  en seguimiento a 50.000 hombres y mujeres de razas negras e hispanas mayores de 50 años durante casi 20 años. Ninguna de estas personas padecía diabetes o cáncer de páncreas al inicio del estudio.

Los investigadores lograron identificar a unos 16.000 participantes de 50.000 que desarrollaron diabetes y alrededor de 400 que desarrollaron cáncer de páncreas durante el periodo de estudio de 20 años.

Se encontró que quienes desarrollaron diabetes tenían una doble probabilidad de desarrollar cáncer de páncreas en comparación con las que no desarrollaron diabetes, según la profesora Wendy Setiawan, asociada de Medicina Preventiva en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California y autora principal del estudio.

“Necesitamos una mejor manera de identificar a los pacientes con cáncer pancreático temprano”, aseguró Setiawan. “Queríamos comprender cuáles son las características de las personas de nuestro estudio y de otras poblaciones que ayudan a delimitar quiénes son las poblaciones que ayudan a delimitar quiénes son las poblaciones de alto riesgo”, agregó.

Pues se evidencio que más del 50% de las personas con diabetes y cáncer de páncreas fueron diagnosticadas con diabetes dentro de los tres años de haber sido diagnosticadas con cáncer de páncreas, afirmó la investigadora.

También puede interesarte:  Novedad tecnológica para el control de la diabetes: Dispositivo Min Med 670 G

Lo que quiere decir que el desarrollo de la diabetes puede darse con más frecuencia cuando la personas tiene más años de vida y esto podría ser un signo de alarma para que se dé el cáncer de páncreas para algunas personas dijo el doctor Zec Wainberg, profesor asociado del Centro Integral del Cáncer Jonsson de la UCLA, no involucrado en el estudio.

El páncreas es un órgano que se encuentra ubicado en el abdomen y cumple con la regulación del azúcar en la sangre, regula el azúcar a través de la producción de insulina y con esto reduce el azúcar en la sangre y el glucagón que aumenta los niveles de azúcar en sangre. La diabetes por su parte aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina o los tejidos del cuerpo se vuelven resistentes a la insulina lo que resulta en un aumento de azúcar en la sangre.

La tasa de diabetes y cáncer de páncreas está subiendo en los Estados Unidos, aseguró el doctor Wainberg.

“El cáncer de páncreas está en aumento en Estados Unidos y existen múltiples teorías sobre su origen, pero esta es una de ellas: que el mayor grupo de pacientes que desarrollan diabetes aumenta el riesgo de cáncer de páncreas”, indicó el doctor.

EL cáncer de páncreas ha afectado a más de 55.000 personas en los Estados Unidos cada año. Alrededor del 80% se diagnostican tarde, después de que el cáncer se esparció a otras partes del cuerpo, según un estudio realizado en el año 2015.

“Cuando se diagnostica cáncer de páncreas, casi siempre se designa o llega al estado en que no se puede eliminar” enfatizó el doctor. “También tiene una tendencia a diseminarse muy temprano en comparación con otro tipos de cáncer”, finalizó.

Comentarios de Facebook