Terapia de reemplazo de insulina y diabetes tipo 1 y 2

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune. El sistema inmunológico del cuerpo ataca las células que producen insulina. Como resultado, el cuerpo produce muy poca insulina o no produce insulina. La diabetes tipo 1 también se llama diabetes insulinodependiente. A menudo ocurre a una edad más temprana. A menudo comienza antes de los 30 años. El tratamiento para la diabetes tipo 1 incluye recibir múltiples inyecciones diarias de insulina o usar una pluma o bomba de insulina. Hay una insulina inhalada disponible, pero no se usa con tanta frecuencia. Se está desarrollando una forma de píldora de insulina y podría estar disponible en un futuro próximo.

La diabetes tipo 2 generalmente significa que el cuerpo no puede usar la insulina correctamente. A esto se le llama resistencia a la insulina. El tratamiento a menudo comienza con cambios en su estilo de vida para ayudar a reducir sus niveles de azúcar en sangre. Esto incluye dieta, ejercicio y pérdida de peso. Pero si este plan de tratamiento no funciona, es posible que necesite medicamentos. Los medicamentos para la diabetes pueden incluir píldoras o inyecciones de insulina u otros medicamentos.

¿Qué es la insulina?

La insulina es una hormona producida por el páncreas. Ayuda a reducir el nivel de azúcar (glucosa) en sangre. Para ello, mueve el azúcar de la sangre a las células del cuerpo. Una vez dentro de las células, el azúcar en sangre se convierte en la principal fuente de energía del cuerpo.

¿Cuáles son los diferentes tipos de insulina?

La insulina varía según el inicio, el pico y la duración. Cada uno funciona de cierta manera.

ComienzoQué tan rápido comienza a actuar la insulina después de inyectarse
Hora picoEl período de tiempo en el que la insulina ayuda más a reducir los niveles de azúcar en sangre.
DuraciónCuánto tiempo sigue funcionando la insulina en el cuerpo

La insulina puede actuar de manera diferente cuando se administra a diferentes personas. Por lo tanto, las horas de inicio, la hora pico y la duración pueden ser diferentes. Hay 4 tipos principales de insulina:

Tipo de insulinaInicio (aproximado)Hora pico (aproximada)Duración (aproximada)
Insulina de acción rápida, lispro, aspart, glulisina, inhalada15 minutos1 a 2 horas2 a 4 horas
Insulina regular (R) de acción corta30 minutos2 a 3 horas3 a 6 horas
Insulina NPH (N) de acción intermedia2 a 4 horas4 a 12 horas12 a 18 horas
Insulina de acción prolongada, glargina, detemir, degludec1 a 6 horasninguno24 horas

Algunas personas con diabetes pueden necesitar 2 tipos diferentes de insulina para controlar sus niveles de azúcar en sangre. Un poco de insulina se puede comprar ya mezclada. Esto incluye insulina regular y NPH. Esto le permite inyectar ambos tipos de insulina en una sola inyección. No se pueden mezclar otros tipos de insulina. Es posible que necesiten 2 inyecciones separadas.

La insulina se fabrica en diferentes concentraciones. La insulina U-100 (100 unidades de insulina por mililitro de líquido) es la concentración más común. Las jeringas para administrar insulina son diferentes para cada concentración. Esto significa que una jeringa U-100 solo se puede usar con insulina U-100.

También puede interesarte:  Endocrinólogos instan a recuperar el ritmo asistencial interrumpido por la pandemia

Recientemente, se ha puesto a disposición una forma inhalada de insulina. Ésta es una forma de insulina de acción rápida. También se ha desarrollado una insulina de acción ultralarga. Esta insulina comienza a actuar en 30 a 90 minutos, no alcanza su punto máximo y dura más de 40 horas.

El tipo de insulina elegido puede reflejar su elección y qué tan bien puede seguir un tratamiento determinado. Otros factores incluyen:

  • Si tiene diabetes tipo 1 o tipo 2
  • Su horario diario de comidas, trabajo y actividad.
  • Qué tan dispuesto está a controlar sus niveles de azúcar en sangre con regularidad
  • Cuánto ejercicio haces cada día
  • ¿Qué tan bien entiendes la diabetes?
  • Qué tan estables son sus niveles de azúcar en sangre
  • Tu dieta

¿Cómo se administra la insulina?

La insulina debe ingresar al torrente sanguíneo del cuerpo para funcionar. Actualmente, la insulina debe administrarse mediante inyección. No se puede tomar por vía oral porque se descompone en el estómago durante la digestión. También se está desarrollando una forma oral que puede atravesar el estómago. Pero por ahora, para que llegue a la sangre, debe inyectarse en la capa de grasa debajo de la piel. Esto a menudo se realiza en el brazo, el muslo o el abdomen. Los diferentes lugares del cuerpo permiten que la insulina ingrese a la sangre a diferentes velocidades. La insulina inyectada en la pared abdominal es la que actúa más rápido. Inyectarlo en el muslo es lo más lento.

El momento de las inyecciones de insulina es muy importante.

  • Insulina de acción rápida y de acción corta. Esto a menudo debe administrarse antes de las comidas. O antes de que el azúcar de una comida comience a ingresar al torrente sanguíneo.
  • Insulina de acción intermedia o insulina mixta. Esto debe tomarse a la misma hora todos los días junto con un horario fijo de comidas.
  • Insulina de acción prolongada. Debe tomarse a la misma hora todos los días. Pero sus horas de comida pueden ser flexibles.

Siempre hable con su proveedor de atención médica sobre su propio tratamiento con insulina. Ellos pueden decirle dónde inyectarse la insulina, cuánto inyectar y con qué frecuencia. Su proveedor puede indicarle las horas del día en que debe tomarlo. Lleve los resultados de la prueba de glucosa a su cita. Su proveedor puede ayudarlo a realizar los ajustes necesarios en su horario y dosis de insulina.

Trasplante de páncreas

En la diabetes tipo 1, el páncreas produce muy poca insulina o no produce insulina en absoluto. Reemplazar un páncreas con parte o todo un páncreas trasplantado sano parecería ser una cura para la diabetes tipo 1.

Los primeros trasplantes de páncreas se probaron a fines de la década de 1960. Pero no fue hasta que los métodos quirúrgicos mejoraron y se desarrollaron nuevos medicamentos años más tarde que los trasplantes de páncreas se convirtieron en un tratamiento realista para la diabetes tipo 1. Los trasplantes de páncreas todavía se estudian en muchos centros en los EE. UU. Y en todo el mundo. Es el tratamiento estándar en ciertos casos.

También puede interesarte:  Acceso al tratamiento: el reto de los pacientes diabéticos en Puerto Rico

Cuando tiene éxito, un trasplante de páncreas cura la diabetes. O al menos reduce el número de episodios graves de glucosa en sangre alta o baja. Los niveles de azúcar en sangre se normalizan porque el nuevo páncreas produce insulina. Pero como ocurre con la mayoría de los tipos de trasplantes de órganos sólidos, pueden ocurrir complicaciones. Las complicaciones más comunes incluyen el rechazo del nuevo órgano, la infección y los efectos dañinos de los medicamentos contra el rechazo. Estos medicamentos deben tomarse de por vida después del trasplante.

Los trasplantes de páncreas se pueden realizar de 3 formas:

  • Trasplante simultáneo de páncreas y riñón (SPK). La mayoría de las personas con diabetes tipo 1 que cumplen con los criterios para un trasplante de páncreas también tienen enfermedad renal. Por lo tanto, los cirujanos a menudo trasplantan tanto un páncreas como un riñón al mismo tiempo. Este tipo de trasplante ha tenido las mejores tasas de éxito.
  • Páncreas después del trasplante de riñón (PAK). Un páncreas se trasplanta a una persona que ya ha recibido un trasplante de riñón. Este procedimiento generalmente tiene una tasa de éxito cercana a la de los procedimientos SPK.
  • Trasplante de páncreas solo (PTA). Solo se trasplanta el páncreas. Este tipo de procedimiento se realiza con menos frecuencia. Por lo general, tiene una tasa de éxito más baja que los otros procedimientos.

Trasplante de células de los islotes de páncreas

Las células de los islotes del páncreas producen insulina. Solo alrededor de 1 o 2 de cada 100 de las células del páncreas son células de los islotes.

En la década de 1970, la investigación sobre los trasplantes de células de los islotes en ratones tuvo mucho éxito. Pero los trasplantes en personas no tuvieron tanto éxito. Investigadores de la Universidad de Alberta en Edmonton, Alberta, Canadá, desarrollaron una forma especial de trasplantar las células de los islotes que es muy prometedora. Pero la investigación continúa.

Los trasplantes de células de los islotes se consideran una cirugía menor. No se necesita ningún corte (incisión). Las células de los islotes se extraen del páncreas de un donante y luego se inyectan en el hígado del receptor a través de un tubo largo y delgado (catéter). Una vez que las células de los islotes se han implantado en el donante, comienzan a producir y liberar insulina. Pero las tasas de fracaso son altas después del primer o segundo año. Los trasplantes de células de los islotes también se pueden realizar a partir del propio páncreas de una persona (autotrasplante). Una persona puede ser candidata para este procedimiento si se le extirpa el páncreas porque tiene pancreatitis crónica grave (inflamación del páncreas) y algunas de las células productoras de insulina aún están activas. Las personas con diabetes tipo 1 no son elegibles para un autotrasplante.

Las personas que reciben un trasplante de células de los islotes de un donante deben tomar medicamentos contra el rechazo. Esto protege a los islotes trasplantados de ser rechazados y destruidos por el sistema inmunológico normal del cuerpo.

Comentarios de Facebook