Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública | Revista Diabetes

Marcela Boyacá Mesa

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) emitió alerta sobre el potencial Ciclón Tropical Nueve que según el centro podría convertirse en tormenta tropical para Puerto Rico en las próximas 36 horas. Ante esta situación es muy importante que los pacientes con diabetes esten totalmente preparados ante cualquier eventualidad. 

El primer paso es tener a la mano y lista una maleta con los suministros y medicamentos necesarios para mantener la enfermedad bajo control, estos deben alcanzar para dos semanas según la Asociación Puertorriqueña de Diabetes. 

La asociación hizo un listado de recomendaciones a tener en cuenta:

  • Verificar la fecha de expiración de medicamentos y alimentos
  • Tenga en cuenta que los frascos de insulina, abiertos o cerrados, pueden estar a temperatura ambiente (fuera de nevera) hasta por 28 días.
  • Para conservar la insulina fresca debe protegerla de la luz y de temperaturas superiores a 86° C. 
  • La duración de un cartucho o ‘pens’ puede ser de entre 7 a 28 días en temperatura ambiente, verifique en el empaque las instrucciones y sigalas.
  • Antes de usar la insulina fíjese en su color y contextura, si hay cambios es signo de que está dañada. 
  • A pesar de la situación trate de mantenerse en calma, en el caso de los pacientes diabéticos el estrés puede aumentar los niveles de glucosa. 
  • En la medida de las posibilidades mantenga los horarios en sus comidas y no se salte ninguna, esto le ayudará a mantener un nivel normal de glucosa en sangre. 

Cómo almacenar la insulina en momentos de desastres

En una entrevista para la Revista Medicina y Salud Pública (MSP) el endocrinólogo José García Mateo explicó algunos métodos sencillos para preservar la vida útil de la insulina. 

“Si de momento no se puede tener un generador y la insulina no puede estar refrigerada, se puede optar por ponerla en un vasito con agua, que tenga hielo, agua fría, podrías poner el potecito –de insulina- ahí, siempre y cuando no se congele, no lo tire al hielo directo, enfriar un poquito de agua en un vaso, que el agua esté fresca y poner la insulina ahí, para mantenerla fresca”.

Sin embargo, cabe aclarar que lo antes expuesto únicamente funciona en algunos tipos de insulina como la “convencional, insulina humana, N, NPH, insulina regular, R, que es la de acción corta”, señaló el médico.

Comentarios de Facebook
También puede interesarte:  Acceso al tratamiento: el reto de los pacientes diabéticos en Puerto Rico