La diabetes se desarrolla principalmente por una insuficiencia en la secreción de insulina, esta sustancia se produce y almacena en la páncreas y se secreta con el único propósito de estabilizar los niveles de azúcar que se encuentran en la sangre, cuando se desarrolla diabetes está expulsión de insulina se ve limitada lo que afecta notablemente el metabolismo del paciente.

Cuando un paciente es diagnosticado de diabetes se requiere suplantar o completar la función de la insulina, por tal motivo se recomienda que cada paciente debe tener un examen exhaustivo para poder estabilizar con exactitud la secreción de un líquido vital.

Los primeros tratamientos con insulina no eran los esperados pues creaban algunos efectos secundarios en los pacientes, ya que el líquido era tomado como terapia de otros seres vivos, no obstante, los avances han sido notorios lo que aumenta la seguridad y efectividad en estos pacientes, actualmente.

“Los primeros resultados de la insulina eran poco utilizables, con muchas reacciones de hipersensibilidad porque se estaba obteniendo precisamente de páncreas de perros, era un producto lechoso y causaba dolor en los pacientes, más aldelante se inico a purificar y a mejorar respecto a su seguridad.(…) Luego se obtuvo de ejemplares bovinos y cerdos. En 100 años se ha crecido muchísimo, es una sustancia que vino a cambiar la vida de muchas personas, sobre todo a niños y jóvenes que padecen de diabetes tipo 1”, sostuvo el Dr. Camacho, Presidente  de la Federación Mexicana de Diabetes.

Evolución de la insulina

Gracias a los avances médicos y tecnológicos es posible que los pacientes que se administran insulina puedan hacerlo de una manera mucho más fácil y cómoda, además las nuevas herramientas le permiten controlar de una manera más eficiente niveles de glucosa al ingerir determinados alimentos.

También puede interesarte:  Diabetes como patología precursora de fallos cardíacos

“Realmente la evolución ha sido notable, primero la jeringuilla era una alternativa, donde era más larga de lo que hay hoy, tenemos ahora los bolígrafos para administrar los diversos tipos de este líquido. (…) Las microinfusoras de insulina son las más comunes donde se administra la insulina de una forma continua y automática, ya sea para disminuir la glucosa o mantener controlados estos niveles en el día, esto se logra gracias a los avances tecnológicos”, sostuvo la doctora Leticia Hernández, Presidenta de SPED.

A su vez la administración de la insulina debe ser inyectable, esto para que su funcionalidad sea la esperada, no obstante, se han hecho varios estudios que permitan que este medicamento sea consumido para facilitar dicho procedimiento.

“Hay muchos pacientes que desean que la insulina puede administrarse de manera oral, cada vez que van a consulta me hacen dicha pregunta, esto para comodidad del mismo y evitar la inyección, esta es una esperanza que no se quiere perder sin embargo se necesita aún de varios estudios para este fin”, sostiene la doctora Maria del Pilar Chacón miembro de la Asociación Colombiana de Diabetes.

Comentarios de Facebook