La actividad física puede ser muy beneficiosa para tu cuerpo y ayudarte con la diabetes, debido a que logra que tu organismo será más sensible a la insulina, también ayudará a controlar tus niveles de glucosa en la sangre y reducir el riesgo de tener una enfermedad cardiaca. 

Para empezar a hacer ejercicio, te recomendamos empezar con metas cortas, como caminatas durante 5 o 10 minutos al día. Luego puedes ir aumentando la intensidad hasta lograr tener actividad física 5 días a la semana por periodos de 30 a 45 minutos. Si no tienes un lugar seguro para caminar, puedes utilizar peso corporal en la casa.

Es crucial que mientras hagas ejercicio, le comentes a tu entrenador o grupo que sufres de diabetes, así mismo, te recomendamos que tengas siempre contigo alguna fuente de azúcar de acción rápida, como jugo o dulces duros.

Procura tomar agua antes, durante y después de hacer ejercicio, de igual manera te aconsejamos que hagas tu rutina a la misma hora, durante la misma cantidad de tiempo y al mismo nivel, esto hará que sea mucho más fácil controlar tus niveles de azúcar, sin embargo, si se te complica es mejor hacer ejercicio en diferentes momentos al día.

Alguno de los beneficios de hacer actividad física son:

  • Mantener un peso saludable
  • Sentirse más feliz
  • Dormir mejor
  • Mejorar la memoria
  • Controlar la presión arterial
  • Reducir el colesterol LDL (“malo”) y aumentar el colesterol HDL (“bueno”)

Comentarios de Facebook
También puede interesarte:  Conoce sobre el distrés