La nefropatía diabética es el daño o pérdida permanente de la función del riñón y suele ser una complicación renal grave en pacientes con diabetes de tipo 1 y tipo 2.

Es una enfermedad que no suele presentar síntomas sino hasta cuando ya está muy avanzado, por lo que normalmente se detecta a través de una prueba de orina luego de algún examen de rigor o tras acudir al médico por alguna molestia.

¿Qué ocurre con los riñones?

Cuando la sangre llega a  los riñones estos filtran la glucosa y la regresan a la sangre, pero  cuando hay fallas, este filtro se quiebra y la expulsión del azúcar se hace por medio de la orina.

Los riñones que normalmente mantienen en balance y equilibrio al cuerpo tras regular la cantidad de líquidos y sales del organismo, producir la glucosa en caso de urgencia y regular la producción de vitamina D suelen dejar de actuar correctamente.

Factores de riesgo

Suele presentarse en pacientes con índices de colesterol elevado, frecuente consumo de tabaco, diabetes mal controlada y presión arterial alta.

Te recomendamos

  • Mantener la presión arterial y la diabetes estable, siguiendo las indicaciones de los especialistas.
  • Preocuparte por tener una alimentación completa, sana y balanceada.
  • No exceder el consumo de sal
  • Monitorear los niveles de azúcar en sangre con ayuda del glucómetro.
  • Realizar actividad física varios días a la semana.
  • Evitar infecciones urinarias, con acciones prácticas como evitar el  uso de prendas ajustadas o manteniendo una buena higiene.

Si tienes programada una microalbuminuria o examen de orina, no realices actividad física al menos 48 horas antes de la prueba y no guardes ayuno por muchas horas para no alterar los resultados.

Comentarios de Facebook
También puede interesarte:  El hambre emocional