Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública | Revista Diabetes

En la actualidad, más de 422 millones de personas en el mundo sufren de diabetes. Esto debido al incremento de la falta de actividad, el sobrepeso y la obesidad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad puede provocar complicaciones en diversas partes del organismo, aumentando el riesgo de muerte prematura.

La OMS además advierte que, entre las posibles complicaciones se encuentran: ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, pérdida de la visión, daños neurológicos y amputación de piernas debido a que se infectan y no se curan.

Esta última dificultad es un caso extremo, que procede de una deficiente curación de las heridas, las cuales se convierten en enemigas de la diabetes, especialmente si se producen en los pies.

Es importante tener presente que, debido a la mala circulación que genera el azúcar en la sangre de un paciente diabético, las arterias más estrechas y la neuropatía (pérdida de la sensibilidad), el proceso de curación en estos pacientes es más lento,

Recomendaciones para que la herida cicatrice más rápido

  • Lávate bien las manos, antes y después de limpiar la herida.
  • Lava la herida con suero fisiológico a chorro.
  • No utilices algodón. Usa una gasa estéril con desinfectante yodado y limpia de adentro hacía fuera.
  • No toques con las manos la parte de la gasa con la que vas a limpiar la herida.
  • Cubre la herida con una gasa estéril.
  • No apliques polvos, ungüentos, remedios caseros, ni pomadas antibióticas sin prescripción médica.
  • Si la herida es extensa acude inmediatamente a urgencias.

Comentarios de Facebook
También puede interesarte:  Diabetes, tiroides y nódulos tiroideos