Una cantidad excesiva o insuficiente de glucosa en la sangre podría ser un signo de un problema médico serio.

Las personas con diabetes deben identificar los niveles ideales de glucosa en su organismo con el fin de evitar que la principal fuente de energía del cuerpo se convierta en un potencial riesgo para la salud. 

Por ello, es importante precisar los niveles de azúcar en la sangre para establecer objetivos y monitorear los planes de tratamiento de la diabetes y también se debe revisar los niveles en los pacientes dependiendo del momento del día, es decir, antes y después de comer. 

En este artículo, proporcionamos algunos cuadros que demuestran los niveles ideales de azúcar en la sangre durante el día. Además, explicamos la importancia de permanecer dentro de los rangos recomendados.

Los cuadros de azúcar en la sangre son una guía de referencia para comprender los resultados de las pruebas. De tal forma, los cuadros de azúcar en la sangre son herramientas importantes para el manejo de la diabetes.

La mayoría de los planes de tratamiento para la diabetes incluyen mantener los niveles de azúcar en la sangre tan cerca de lo normal o deseado como sea posible. Esto requiere pruebas frecuentes en casa o con orden del médico, junto con la comprensión de cómo se comparan los resultados con los niveles deseados.

Con frecuencia, los médicos proporcionan recomendaciones para el azúcar en la sangre A1C en los cuadros. Tienden a dar los resultados de A1C en porcentajes y el nivel promedio de azúcar en la sangre en miligramos por decilitros (mg/dl).

Para ayudar a interpretar y evaluar los resultados del azúcar en la sangre, los siguientes cuadros describen los niveles de azúcar en la sangre normales y anormales para aquellas personas con o sin diabetes.

También puede interesarte:  Diseñan un interruptor molecular para controlar la producción de insulina

Aunque un médico proporcionará esta guía, también individualizará un plan para controlar la glucosa e incluirá más o menos objetivos personales rigurosos.

Una prueba de A1C mide los niveles promedio de azúcar en la sangre de una persona durante un período de 3 meses, el cual proporciona una perspectiva más amplia del control general de sus niveles.

Lineamientos

Los niveles apropiados de azúcar en la sangre varían durante el día y según la persona.

El azúcar en la sangre con frecuencia es más bajo antes del desayuno y de las comidas. El azúcar en la sangre a menudo es más alto en las horas después de las comidas.

Las personas con diabetes, por lo general, tendrán objetivos de azúcar en la sangre más altos o rangos aceptables que aquellas sin la condición.

Estos objetivos varían de acuerdo con una diversidad de factores, algunos incluyen:

Edad y expectativa de vida

La presencia de otras condiciones médicas

Cuánto tiempo ha tenido diabetes una persona

Enfermedad cardiovascular diagnosticada

Problemas con las arterias más pequeñas en el cuerpo

Cualquier daño conocido en los ojos, riñones, vasos sanguíneos, cerebro o corazón

Hábitos personales y factores de estilo de vida

No tener conocimiento de los niveles de azúcar en la sangre

Estrés

Otras enfermedades

La mayoría de los cuadros de azúcar en la sangre muestran los niveles recomendados como un rango, lo que permite diferencias entre las personas.

La Asociación Americana de la Diabetes, el Centro para la Diabetes Joslin y la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos también ofrecen lineamientos ligeramente distintos para el azúcar en la sangre para las personas con diabetes.

Cómo interpretar los resultados

La interpretación de las lecturas de medición del azúcar en la sangre depende principalmente de los patrones y objetivos individuales. Un profesional médico los determinará al principio del tratamiento de la diabetes.

También puede interesarte:  Fármacos para la diabetes: eficaces para el corazón y los riñones

Ciertas formas de diabetes temporal, como diabetes gestacional, también tienen recomendaciones individuales de azúcar en la sangre.

Una persona con niveles muy altos o bajos de azúcar en la sangre en ayunas debería tomar las siguientes acciones:

Mientras que los niveles de azúcar en la sangre no se conviertan en críticamente peligrosos, existen formas para regresarlos a un rango normal cuando las lecturas son demasiado altas.

Algunas maneras para reducir los niveles de azúcar en la sangre incluyen:

Limitar la ingesta de carbohidratos, pero sin ayunar

Incrementar la ingesta de agua para mantener la hidratación y diluir el exceso de azúcar en la sangre

Participar en actividades físicas, como una caminata después de la comida para quemar el exceso de azúcar en la sangre

Comer más fibra

Estos métodos no deben reemplazar el tratamiento médico, pero son un complemento útil para cualquier plan de tratamiento para la diabetes. Si las lecturas de azúcar en la sangre parecen inusuales o inesperadas, consulta con un médico.

Dicho esto, muchos factores relacionados con los dispositivos de monitoreo y las maneras de usarlos pueden influir en las lecturas del azúcar en la sangre, posiblemente haciéndolos inexactos.

Fuente consultada aquí

Comentarios de Facebook