La enfermedad causa alrededor de un millón y medio de muertes al año en todo el mundo. En nuestras manos está evitar su aparición siguiendo hábitos de vida saludables.

Se estima que, en España, el 6% de la población general padece diabetes, porcentaje que escala hasta el 15% en mayores de 60 años. Efectivamente, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una de las cuatro principales enfermedades no transmisibles (junto con las patologías cardiovasculares, el cáncer y las enfermedades respiratorias crónicas), y causa cada año más de un millón y medio de fallecimientos en el mundo. También puede ser el origen de cegueras, insuficiencias renales, infartos o amputaciones de piernas.

De los tres tipos de diabetes que existen (tipo 1, tipo 2 y gestacional), el segundo es el más común. También denominada diabetes no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta, en la diabetes tipo 2 la elevación anormal del azúcar en sangre se debe a que el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La causan, principalmente, el exceso de peso y la falta de actividad física y, aunque en el pasado, solo se observaba en adultos, en la actualidad se diagnostica cada vez más en niños y adolescentes.

SUELE PASAR DESAPERCIBIDA

Los síntomas de la diabetes de tipo 2 (aumento de la sed y del hambre, micción frecuente, pérdida de peso involuntaria, fatiga…) suelen ser poco evidentes en comparación con los otros dos tipos y, por tal razón, puede pasar desapercibida por mucho tiempo. Su diagnóstico se realiza mediante un análisis de sangrequedando confirmado cuando los marcadores de glucosa son iguales o superiores a 126 mg/dl en dos ocasiones. Entre 110 y 125 los niveles de glucosa serían anormales, y por debajo de 109 se considerarían normales.

Encuentro sobre diabetes tipo 2

El viernes 9 de este mes, a las 13:00, Javier Escalada, presidente de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, y Ana Belén Torrijos, presidenta de la Federación de Asociaciones de Diabetes de la Comunidad de Madrid, hablarán sobre diabetes tipo 2 y resolverán las dudas de los lectores de EL MUNDO. Pueden dejar sus preguntas en los comentarios de esta noticia.

También puede interesarte:  Llega una aplicación móvil para simplificar el seguimiento de la diabetes

Los casos de diabetes han aumentado considerablemente en los últimos años, sobre todo en los países menos desarrollados, y se calcula que será la séptima causa de muerte en el mundo en 2030. Para evitar que las previsiones se cumplan, es preciso conocer que la diabetes tipo 2 se puede prevenir. ¿Cómo? Con un estilo de vida saludable.

LA OBESIDAD Y LA GRASA ABDOMINAL, FACTORES CLAVE

Aunque también se le conoce como diabetes de inicio en la edad adulta, en los últimos años se han percibido incrementos en la incidencia de la diabetes tipo 2 en personas jóvenes. Revertir este cambio requiere, principalmente, una reducción en la ingesta de azúcares simples y grasas saturadas, y un aumento en la práctica de ejercicio físico.

  • Una dieta saludable y variada, como la mediterránea, es clave en la prevención de la diabetes. La obesidad y la grasa abdominal son importantes causas de la enfermedad, por lo que, además de en los alimentos, se debe poner atención en la forma de cocinar la comida (evitar los fritos). Hay que sustituir los carbohidratos simples por complejos, y consumir a diario las porciones de fruta y verdura recomendadas, evitando las grasas saturadas.
  • También es clave evitar el sedentarismo. La recomendación es realizar entre 30 y 40 minutos de ejercicio, sobre todo aeróbico, de forma diaria. Se puede descansar algún día, pero semanalmente se debería llegar a los 150 minutos.

Comentarios de Facebook