Los pacientes de diabetes mellitus deben prestar especial atención a su dieta y las etiquetas de su medicamento para evitar las contraindicaciones que afecten su salud. La Dra. Leticia Hernández, recomienda mantener contacto con el galeno.

Los errores de medicación podrían ser una posibilidad para los que tienen diabetes mellitus en etapa 2, por esa razón la Dra. Leticia Hernández, especialista en enfermedades del sistema endocrino y presidenta electa de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetes (SPED), detalló la importancia de la comunicación médico paciente para lograr el balance perfecto entre dieta y consumo de su medicamento. 

En principio la especialista precisó que todo depende del tipo de insulina y recordó que uno de los mayores problemas que ha notado en sus consultas es que los pacientes desequilibran su dieta y esto causa algunos conflictos en las dosis que dan altas o bajas en su organismo. 

“Es bien importante revisar y contar la cantidad de carbohidratos que consumen para corregir la dosis, puesto que hay alimentos que ayudan a regular las alzas de azúcar, y en el caso de las bajas, un alimento en la dosis correcta podría dar el balance necesario”, explicó Hernández. 

La importancia de revisar las etiquetas

En opinión de la endocrinóloga es de vital importancia revisar las etiquetas y ver las dosis que se deben consumir, e indicó que cuando ocurre un episodio grave de consumo que excede la dosis la comunicación con el médico debe ser inmediata, para evitar consecuencias graves en el corto y largo plazo.   

Entre los problemas detectados por la Dra. Leticia Hernández es que los pacientes que tienen como tratamientos los lapiceros suelen utilizar jeringas para retirar la insulina, hecho que en opinión de la experta, es un error común que puede terminar por afectar la dosis. 

“Cada insulina trae sus especificaciones de consumo, es importante que el paciente y sus cuidadores tengan presente que deben respetar lo estipulado por el médico tratante”, refirió Hernández. 

¿Qué es la diabetes mellitus?

También puede interesarte:  Diabetes, uno de los principales factores de riesgo para cáncer de páncreas

La diabetes mellitus, más conocida como diabetes tipo 2, es una enfermedad crónica que hasta no hace mucho solía producirse generalmente en adultos mayores de 50-55 años, por lo que se la conocía como diabetes del adulto. Sin embargo, en la actualidad es cada vez más frecuente el diagnóstico de esta patología en niños y adolescentes, a causa del alarmante aumento de la obesidad infantil que se ha registrado en los países occidentales durante los últimos tiempos (en España hay un 18,2% de niños obesos).

Su característica más importante es la presencia en la sangre de niveles elevados de glucosa y constituye uno de los principales factores de riesgo cardiovascular, hasta el punto de que si no se trata adecuadamente pueden desarrollarse complicaciones muy graves: ictus, infartos de miocardio, neuropatías, afecciones de la retina que pueden llevar a la ceguera, amputación de un pie, etc.

Causas de la diabetes mellitus o de tipo 2

En condiciones normales, la glucosa procedente de la metabolización de los alimentos se concentra en el torrente sanguíneo para llegar hasta las células de los diferentes tejidos –entre ellos los músculos– y transformarse en energía. Esta actividad se lleva a cabo gracias a la acción de la insulina que se produce en el páncreas. Sin embargo, puede llegar el momento en que las células no reaccionen convenientemente ante la presencia de esta hormona. Es lo que se denomina resistencia a la insulina y constituye el paso previo al desarrollo de la diabetes tipo 2.

La consecuencia es que las células absorben menos glucosa y ésta se acumula en la sangre, sin que la insulina producida por el organismo, a pesar de que el páncreas la produzca en mayor cantidad, sea suficiente para lograr que este pueda absorber los azúcares y se mantengan en el torrente sanguíneo. De este modo se produce un círculo vicioso que es el origen de la diabetes mellitus.

También puede interesarte:  2021, centenario del descubrimiento de la insulina

Es frecuente que en algunos casos la levedad de estos síntomas se achaquen al envejecimiento o problemas propios de la edad y que, como consecuencia, la existencia de la diabetes mellitus pase desapercibida y continúe su evolución progresiva. Es muy importante, por tanto, que los adultos mayores de 50 años, especialmente si tienen antecedentes familiares, se sometan a una analítica anual en la que se incluya la medición de la glucosa en sangre. Ello permitirá la instauración del tratamiento más adecuado en cada caso, con el objetivo de controlar la presencia de azúcares en la sangre.

Síntomas

Los síntomas de la diabetes varían según cuánto se eleve tu nivel de glucosa sanguínea. Es posible que algunas personas, en especial las que padecen prediabetes o diabetes tipo 2, no experimenten síntomas, por eso es importante que los pacientes con predisposición genética revisen el azúcar en su sangre. 

Comentarios de Facebook