Agujas totalmente indoloras

Se pone en énfasis en que los tratamientos de la diabetes es uno de los campos en los que más se ha avanzado en los últimos años. Siempre se habla de los avances del cáncer, cuando el gran avance se está dando en la mejora de la esperanza de vida de los pacientes de diabetes.

Para aquellas personas que deben pincharse habitualmente, cabe recordar que hoy día las agujas dolorosas han pasado a la historia.

Las nuevas agujas son de diámetros tan pequeños que casi ni se nota y con un triple afiliado y un recubierto de silicona con la cual el dolor no existe.

Dos tratamientos avanzados

La administración de insulina, además, es el último recurso. La gran mayoría de pacientes no lo van a necesitar en el caso de la diabetes tipo 2. Con un buen cuidado dietético debería ser suficiente.

Hay dos tipos de tratamientos farmacológicos eficaces que ya mantienen a raya el exceso de azúcar:

–   Fármacos con la hormona GLP 1. Esta hormona está relacionada con la sensación de sociedad. Le dice al cuerpo que ya ha comido suficiente. Ayudan a limitar la ingesta en personas con sobrepeso.

–   Fármacos para eliminar la glucosa. Estos medicamentos agilizan que la glucosa en exceso de la sangre se expulsa del cuerpo a través de la orina.

Buenos hábitos contra la diabetes

Y por encima de todo, no hay que olvidar que la mejor solución, para aquellas personas que la diabetes aparece por culpa del sobrepeso y de los malos hábitos de alimentación, es volviendo a los buenos hábitos.

También puede interesarte:  Encuentran relación entre la salud bucal y la diabetes

Comer solo lo que necesita, sobre todo a base de alimentos frescos y quemar haciendo ejercicio esa grasas de más son la primera norma.

Resulta más fácil, sin embargo no puede ser la norma sustituir los buenos hábitos por las pastillas.

Prevenir es la mejor solución

Por último, el doctor López recuerda que los aportes de insulina son un método eficaz cuando el cuerpo ya no crea suficiente, pero no es algo que se tiene que dar por hecho.

“Lo primero es la prevención. Se calcula que una de cada cuatro personas tendrá diabetes y no puede ser. Ese no es el camino, hay que aumentar las campañas de prevención, no poner parches”: agrega el doctor López.

La insulina es una hormona compleja. No solo baja la glucosa, también crea la grasa y ayuda a la creación de las proteínas. Es la hormona básica del organismo para la utilización de los recursos energéticos.

Es fundamental luchar en lo posible para que el cuerpo siga fabricando. En la mayoría de casos, la diabetes no es una enfermedad inevitable.

Comentarios de Facebook