Estudios recientes afirman que en países como Estados Unidos, el consumo promedio de sodio diario es entre 6 y 18 gramos, aún cuando se ha recomendado limitar el consumo de este en los pacientes diabéticos para controlar y prevenir la subida de presión arterial.

Es así como Las Pautas 2015 del Departamento de Agricultura del mismo paós aconsejan que el consumo de sodio no supere los 2.300mg diarios, mientras que la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) recomienda que el consumo máximo sea de tan solo 1.500mg por día. Ahora bien, este gramaje recomendado está condicionado por la salud del paciente en específico, de ahí la importancia de recibir atención personalizada.

¿Qué alimentos tienen un alto contenido de sodio?

La mayoría de los alimentos contienen sodio, pero, además, en general se agrega sal durante el procesamiento de productos preparados o empaquetados. Algunos ejemplos de alimentos con un contenido alto de sodio incluyen los siguientes:

  • Carnes como el tocino, las salchichas, el jamón, los chacinados (Bolonia), el tocino canadiense, las conservas de carne, los perros calientes y los embutidos polacos e italianos
  • Pescados como el atún, el salmón y las sardinas; pescado congelado, rebozado o ahumado y mariscos enlatados
  • Alimentos enlatados como vegetales, sopas, jugos vegetales y de tomate
  • Productos preparados o premezclados como macarrones con queso empaquetados, puré de papas instantáneo, alimentos ya preparados en porciones listas para calentar y servir, y los alimentos congelados
  • Bocadillos como galletas saladas, pretzels, papas fritas, productos de panadería preparados comercialmente (como galletas y rosquillas)
  • Otros alimentos como aceitunas, encurtidos, salsas para ensaladas preparadas comercialmente, salsa de soya y de bistec, y quesos
También puede interesarte:  El ayuno intermitente evitaría la aparición de diabetes

Muchos productos comestibles preparados comercialmente están disponibles en versiones con bajo contenido de sodio. Cuando compres productos comestibles, asegúrate de revisar las etiquetas en busca de la presencia del símbolo Na o NaCI, o las palabras sodio o cloruro de sodio que indica que contiene sodio.

Se puede sustituir la sal con hierbas y condimentos para lograr un mayor sabor. También existen “sustitutos de la sal”. Habla con tu médico de cabecera o con un dietista registrado para obtener más consejos sobre cómo manejar el sodio de tu dieta. Algunos sustitutos de la sal contienen cloruro de potasio. Esto puede ser peligroso para las personas que tienen una enfermedad renal. 

Fuente consultada: UC San Diego Health

Comentarios de Facebook