Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública | Revista Diabetes

Los pacientes de enfermedades crónicas siempre están buscando curas definitivas para su padecimiento, en el caso de la diabetes se dice que no tiene cura pero que teniendo hábitos saludables se puede tener calidad de vida.

En el caso de los pacientes diabéticos la mayoría de los trasplantes de páncreas se hace para tratar la diabetes tipo 1 y solo en algunos casos puede tratar la diabetes tipo 2. Este trasplante brinda una posibilidad de cura para esta enfermedad. Sin embargo, dicha opción está reservada para los pacientes con complicaciones más graves, dado que los efectos secundarios de un trasplante de páncreas son muy significativos.

Con frecuencia, el trasplante de páncreas se realiza al mismo tiempo con un trasplante de riñón en personas cuyos riñones han quedado afectados por la diabetes.

¿Para qué sirve?

El nuevo páncreas del paciente es un órgano totalmente sano de un donante fallecido que tiene como función principal la producción normal de insulina que es la hormona que regula la absorción de azúcar hacia las células.

Casos en los que se realiza el trasplante

Cuando hay daño renal grave

Cuando la diabetes tipo 1 no se puede controlar con el tratamiento estándar

Reacciones frecuentes a la insulina

Controles del valor de azúcar en la sangre uniformemente deficientes

Diabetes tipo 2 asociada con la baja resistencia a la insulina y la baja producción de insulina

Tipos de trasplante

Trasplante de páncreas solitario 

Un trasplante de páncreas es la colocación de un páncreas sano en un paciente en el que su páncreas ya no funciona correctamente.

También puede interesarte:  Neuropatía diabética y sus principales síntomas

Trasplantes simultáneos de riñón y páncreas

Este procedimiento quirúrgico se hace para pacientes con diabetes que tienen o están en riesgo de tener insuficiencia renal.  Un amplio porcentaje de trasplante de páncreas se hace al mismo tiempo con el trasplante de riñón.

Primero trasplante de riñón luego trasplante de páncreas

Este dependerá del estado del paciente, si su condición permite esperar que cada órgano este disponible, se recomienda iniciar con el trasplante de riñón, una vez recuperado el paciente y que el páncreas este disponible se puede hacer esta cirugía.

Trasplante de células de islotes pancreáticos

Este es un procedimiento en el que se toman células islotes (productoras de insulina) de un páncreas de un donante fallecido y se inyectan en una vena que lleva la sangre al hígado.

Supervivencia del paciente

Según la Sociedad Española de Nefrología la supervivencia de los pacientes que reciben un trasplante ha mejorado a lo largo del tiempo, y supera en la actualidad el 95 %.

Comentarios de Facebook