El ayuno intermitente es un término utilizado para referirse a un régimen alimenticio, en el que se tienen unos horarios específicos para comer.

Estos periodos de ayuno son totalmente voluntarios, y según investigadores este produce un cambio metabólico del uso de la glucosa como fuente de energía primaria al uso de grasa. De igual manera, también tiene un efecto positivo en los ritmos circadianos de la biología intestinal y la liberación de insulina y la hormona de crecimiento.

Existen diferentes tipos de ayuno intermitente, el primero es el método 16:8, que requiere que una persona ayune durante 16 horas y coma durante una ventana de 8 horas. Otra manera de realizarlo es seguir un patrón en el que se alternan entre un “día de ayuno”, cuando no consumen calorías o las calorías mínimas (hasta 500), y un día de fiesta, cuando pueden comer tanto como quieran. Y por último, está el método en el que 5:2, una persona come normalmente los 5 días de la semana y luego come unas 500 calorías durante cada uno de los 2 días de ayuno, estos días no deben ser consecutivos.

Entre los principales beneficios del ayuno intermitente para los pacientes de diabetes tipo 2, se encuentran:

  • Pérdida de peso.
  • Mejorar la sensibilidad a la insulina, reduciendo los requerimientos de insulina.
  • Normalizar los niveles de glucosa en la sangre durante ayunas.
  • Reducir los niveles de hemoglobina A1c.

Recuerda que antes de hacer un cambio así en tu dieta, es indispensable consultar con tu médico o dietista, para conocer que método sería más efectivo y beneficioso para tu salud.

Comentarios de Facebook
También puede interesarte:  Metformina sigue siendo el principal tratamiento para los pacientes con diabetes