Unos niveles de glucosa en sangre por encima de lo normal pero sin llegar a ser diabetes deberían preocuparnos. Hasta ahora se creía que la prediabetes no revestía mucha importancia, pero se ha demostrado que aumenta el riesgo de infarto o ictus.

La prediabetes es una afección en la que la cantidad promedio de glucosa en sangre es elevada pero no lo suficientemente alta como para ser diagnosticada como diabetes tipo 2. Los peligros que conlleva la diabetes tipo 2 son bien conocidos: aumenta el riesgo de infarto, ictus y obstrucciones en las arterias.

Sin embargo, a la prediabetes no se le ha dado tanta importancia porque, entre otras cosas, se desconocía el riesgo real que entrañaba.

Ahora, una investigación presentada en la Sesión Científica anual del American College of Cardiology ha demostrado que esta afección no es tan benigna como se pensaba.

PREVENIR LA PREDIABETES

El estudio revela que las personas con prediabetes son más propensas a sufrir un ataque cardiaco, un ictus u otro evento cardiovascular importante en comparación con aquellas que tienen niveles normales de azúcar en sangre. Sin duda, unos resultados que son un toque de atención para que médicos y pacientes se involucren en la prevención de la prediabetes.

“En general, tendemos a tratar la prediabetes como algo sencillo. Pero descubrimos que la prediabetes en sí misma puede aumentar significativamente la probabilidad de que alguien tenga un evento cardiovascular importante, incluso si nunca progresa a tener diabetes”, ha afirmado el Dr. Adrian Michel, del Beaumont Hospital-Royal Oak en Estados Unidos y principal autor del estudio.

“En lugar de prevenir la diabetes, debemos cambiar el enfoque y prevenir la prediabetes”, subraya.

LOS PELIGROS DE LA PREDIABETES

Para demostrar la gravedad de la prediabetes, el estudio revisó datos de 25.829 pacientes tratados ente 2006 y 2020 y los resultados no dejan lugar a dudas.

  • Un 18% de las personas con prediabetes sufrieron eventos cardiovasculares graves en comparación con el 11% de las personas con niveles normales de azúcar en sangre.
  • En estos casos, la prediabetes fue más determinante, influyó más, que otros factores de riesgo como la edad, el índice de masa corporal, la presión arterial, el colesterol, la apnea del sueño, el tabaquismo y la enfermedad arterial periférica.
También puede interesarte:  ¿Por qué hay pacientes que desarrollan diabetes después de pasar el coronavirus?

“Según nuestros datos, tener prediabetes casi duplicó la posibilidad de un evento cardiovascular adverso importante, que representa 1 de cada 4 muertes en los Estados Unidos”, afirma el Dr. Michel.

Y lo preocupante es que incluso cuando los pacientes del grupo de prediabetes pudieron normalizar su nivel de azúcar en la sangre, el riesgo de sufrir un evento cardiovascular seguía siendo bastante alto.

  • Los eventos ocurrieron en algo más del 10,5% de estos pacientes en comparación con el 6% de los que no tenían diabetes o prediabetes.

De ahí la importancia de prevenir la prediabetes, es decir, no dejar que llegue a ocurrir porque entonces el daño ya está en parte hecho.

POR QUÉ LA PREDIABETES DAÑA EL CORAZÓN

Hasta ahora se pensaba que unos niveles de glucosa en sangre algo altos pero sin llegar a ser diabetes no revestían demasiada importancia, pero el estudio presentado en el American College of Cardiology nos descubre que sí la tiene.

Pero, ¿por qué la prediabetes juega un papel tan importante en la salud de corazón? El Dr. Michel lo explica:

  • “Unos niveles elevados de glucosa en sangre, aunque no llegue a ser diabetes, pueden dañar y causar inflamación dentro de los vasos sanguíneos”.

Comentarios de Facebook