Por: Lcda. Lilyana Figueroa Román LND, MPHSN, ED-ER

Las proteínas son parte esencial de nuestro cuerpo y constituyen una sexta parte de nuestro peso corporal. Además de ayudar al cuerpo a crecer, la proteína puede ser descompuesta en glucosa por el cuerpo y se utiliza como energía. En comparación con los carbohidratos, la proteína se descompone más lento. El mejor consejo sobre las proteínas sería: obtenga lo que necesite de las fuentes de proteínas bajas en grasas como las carnes magras, aves de corral y pescado, productos lácteos bajos en grasas o sin grasas y fuentes de proteínas vegetarianas como el tofu.  

¿Cuánta proteína necesito cada día?

La cantidad que necesita la mayoría de las personas con diabetes es la misma que en aquellos que no poseen la enfermedad. Los Institutos Nacionales de Medicina (National Institutes of Medicine) recomiendan que las proteínas deberían proporcionar generalmente desde el 10 al 35% de las calorías totales.

Para la mayoría de la población, esto equivale a 6 u 8 onzas diarias de carne magra, aves o pescado. Piense en una porción de 3 onzas de proteínas como en el tamaño de una baraja de cartas. Si tiene problemas renales, quizá tenga que limitar cuántas proteínas come. El exceso de proteínas puede empeorar el daño renal. Un licenciado en nutrición puede ayudarlo a calcular su ingesta de proteínas de acuerdo a su necesidad calórica.

Las proteínas se encuentran en:
  • Carne de vaca y de cerdo
  • Aves de corral (pollo y pavo)
  • Pescados y mariscos
  • Huevos
  • Productos lácteos como el queso y el yogur
  • Proteínas basadas en plantas, granos, nueces y tofu

¿Qué sucede con las dietas altas en proteínas y bajas en carbohidratos?

Las dietas altas en estos alimentos y bajas en carbohidratos se convirtieron en una forma popular de perder peso rápidamente. La Asociación Estadounidense para la Diabetes no recomienda las dietas altas en proteínas como método para perder peso en este momento. Los efectos a largo plazo para la salud son desconocidos para la gente con diabetes. En el balance se encuentra la clave; utilice una dieta de acuerdo a sus necesidades que incluya todos los grupos de alimentos.

También puede interesarte:  ¿De compras?, lo que el diabético debe llevar a su mesa

¿Puede la proteína ser mala para usted?

Un número de estudios han encontrado que existe correlación entre la ingesta de carne roja y el desarrollo de diabetes tipo 2 y el cáncer (incluyendo cáncer de hígado y cáncer de estómago). Los estudios encontraron que la incidencia de cáncer es más alta en las personas que consumen carne roja.

Una alta ingesta de carnes rojas en combinación con alcohol puede llevar al desarrollo de otras condiciones de salud como la gota.

La proteína y el daño renal

El daño renal (nefropatía diabética) es una complicación que afecta al 40% de los pacientes de diabetes. A las personas que padecen de diabetes y poseen mayor riesgo de padecer nefropatía diabética se les aconseja reducir la ingesta de proteínas.

Este artículo hace parte de nuestra más reciente edición impresa. ¡Conócela y descárgala completamente gratis! Clic aquí.

Comentarios de Facebook