Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública | Revista Diabetes

Al hablar de trastornos en el páncreas, la mayoría de personas lo asocia con diabetes o desniveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, poco se habla sobre el insulinoma también conocido como tumor de insulina. Aunque se considera el tumor pancreático más común, los especialistas coinciden en que es un tumor extraño, pues solo afecta a 1 entre 250.000 personas.

El insulinoma es una anormalidad compuesta por células encargadas de la producción de insulina, no por esta sustancia. De acuerdo con las estadísticas, el 80% de este tipo de tumores son benignos y pueden extraerse con cirugía. Solo un 10% de insulinomas son malignos y deben recibir el tratamiento correspondiente a un cáncer.

¿Cómo se manifiesta el insulinoma?

Esta malignidad del páncreas se manifiesta con sintomatología asociada a cualquier problema de azúcar: hipoglucemia, debilidad, cefalea. En casos más avanzados, las alteraciones que produce este extraño tumor pueden ser causantes de pérdida del conocimiento, convulsiones o coma. En otros pacientes, se presentan síntomas no asociados a este tipo de trastornos como los cambios de personalidad, hambre o sudoración.

Los síntomas, en la mayoría de personas, aparecen después de periodos largos de ayuno (por ejemplo, el ayuno nocturno). Para llegar a este diagnóstico, los especialistas deben realizar pruebas de laboratorio para chequear los niveles de glucosa y como complemento, pueden utilizar ecografías o análisis de imagen. El tratamiento no es igual para todos los pacientes, algunos pueden sanar solo con la extracción quirúrgica del tumor pero en otros, puede ser la quimioterapia una opción más efectiva.

También puede interesarte:  Endocrinólogos advierten aumento de casos de tiroides en la isla

Comentarios de Facebook