El hipertiroidismo es un término que se usa, cuando la glándula de la tiroides secreta en exceso la hormona tiroxina, provocando que el metabolismo del cuerpo se acelere y como consecuencia, habrá una pérdida involuntaria de peso, latidos rápidos o irregulares.

Actualmente, hay varios tratamientos para esta condición, en la mayoría de los casos los médicos utilizan medicamentos antitiroides y yodo radioactivo para retrasar la producción de las hormonas tiroideas, en otros casos, se recomienda  cirugía para extirpar toda o parte de la glándula tiroides.

Aunque el hipertiroidismo puede ser serio si se ignora, la mayoría de las personas responden bien una vez que se lo diagnostica y se lo trata, usualmente los síntomas se pueden confundir, dificultando su diagnóstico.

Sin embargo, entre los principales signos de esta enfermedad se encuentran: la pérdida de peso involuntaria aun cuando el apetito y el consumo permanezcan iguales, taquicardia con frecuencia de más de 100 latidos por minuto, arritmia, sensación de golpes en el pecho, aumento del apetito, nerviosismo, ansiedad e irritabilidad.

En algunos casos los síntomas también pueden ser: temblores, normalmente se dan suaves temblores en las manos y los dedos, sudoración, cambios en los patrones de menstruación, aumento de la sensibilidad al calor, cambio en los hábitos intestinales, inflamación en la glándula tiroides, fatiga, debilidad muscular, dificultad para dormir, piel delgada y cabello fino o frágil.

Ante cualquier signo de alerta, te aconsejamos consultar a tu médico.

Comentarios de Facebook
También puede interesarte:  Mitos: No hay ninguna diabetes 'buena'