Un programa de pérdida de peso puede conducir a la remisión de la diabetes de tipo 2, incluso en personas con un índice de masa corporal (IMC) normal, a través de la pérdida de grasa corporal, particularmente en el hígado y el páncreas, según muestra un estudio del Reino Unido.

El ensayo ReTUNE (Reversing of Type 2 Diabetes Upon Normalization of Energy Intake in Non-obese People), financiado por Diabetes UK, involucró a 20 personas con diabetes de tipo 2 de menos de 6 años de duración y un índice de masa corporal menor o igual a 27 kg/m2.

Después de 1 año, los participantes habían perdido 9% de su peso corporal.

Su grasa corporal disminuyó significativamente, al mismo nivel que los controles sin diabetes de tipo 2, y se experimentaron disminuciones en la grasa hepática, los triglicéridos totales y la grasa del páncreas.

La investigación, presentada en la Diabetes UK Professional Conference 2022 el 1 de abril, también mostró que esto estuvo acompañado por aumentos en la secreción de insulina y reducciones en los niveles de glucosa plasmática en ayunas y hemoglobina glucosilada.

El autor principal, Dr. Roy Taylor, Ph. D., profesor de medicina y metabolismo de la Universidad de Newcastle en Newcastle upon Tyne, Inglaterra, declaró que los hallazgos indican que “la etiología y la fisiopatología de la diabetes de tipo 2 son las mismas ya sea que el índice de masa corporal sea normal o elevado”.

Esta información debería marcar una gran diferencia en lo que los médicos aconsejan a sus pacientes, agregó el Dr. Taylor.

“Una de las cosas dramáticas de tratar con personas de este grupo es que se sienten muy resentidos porque los profesionales de la salud les dicen que no bajen de peso”, dijo el investigador.

También puede interesarte:  Conoce sobre la insuficiencia hipofisaria y su diagnóstico

Con base en los resultados actuales, el Dr. Taylor cree que este es un “consejo inapropiado”.

Pérdida de peso “primera línea de tratamiento”

Estos hallazgos respaldan la teoría de un umbral de grasa personal, por encima del cual “se presenta la diabetes de tipo 2”, reflexionó el Dr. Taylor. “La pérdida de peso es el tratamiento de primera línea para todas las personas con diabetes de tipo 2, independientemente del índice de masa corporal”.

El Dr. Taylor ya demostró en el ensayo DiRECT que una dieta líquida restringida en calorías seguida de una reintroducción gradual de alimentos y un programa de mantenimiento de la pérdida de peso puede lograr y mantener la remisión de la diabetes de tipo 2 a los 2 años en personas con sobrepeso u obesidad.

Según lo reportado por Medscape Noticias Médicas, 36% de los 300 pacientes inscritos en el ensayo lograron la remisión de la diabetes y la mantuvieron hasta los 24 meses, en comparación con cambios insignificantes en el grupo de control.

Inspirándose en los resultados de DiRECT y el estudio DROPLET, el National Health Service (NHS) de Inglaterra ha estado implementando un programa de tratamiento de dieta baja en calorías para personas con sobrepeso y diabetes.

Cuando se le preguntó durante la discusión posterior a la presentación si los resultados actuales podrían tener implicaciones para el programa del NHS, el Dr. Taylor señaló que sigue siendo, en efecto, un estudio y que no cambiará las cosas por ahora.

Fuente consultada aquí

Comentarios de Facebook