Una dieta saludable no solo es esencial para un manejo apropiado de la diabetes, sino que también le ayudará a mantener un peso saludable, a controlar su presión arterial y a prevenir enfermedades del corazón y un ataque cerebral.

Algunos consejos de cocina saludables para reducir el consumo de calorías, grasas y azúcares son los siguientes:

  • Use aerosol antiadherente para cocinar en vez de aceite, manteca o mantequilla.
  • Si utiliza aceite para preparar alimentos, que sea aceite vegetal, de oliva, de maíz, de cacahuate (maní), de girasol, de alazor o de lino.
  • Sazone comidas como carnes y vegetales al vapor con hierbas y condimentos (como pimienta, canela y orégano), vinagre, jugo de limón o salsa en vez de sal, mantequilla o salsas azucaradas.
  • Unte el pan con mermelada sin azúcar o baja en azúcar en vez de mantequilla o margarina.
  • Aumente el consumo de ácidos grasos omega 3. Intente comer al menos dos porciones a la semana de alimentos ricos en omega 3, como salmón, sardinas, caballa, arenque, trucha arcoíris y atún albacora (blanco). Las nueces de Castilla, las semillas de lino y los productos de soya son otros alimentos ricos en omega 3 que puede agregar a una dieta saludable.
  • Coma cereales integrales y altos en fibra o avena con leche descremada o al 1%.
  • Use productos lácteos, como leche, yogur, queso cottage y crema agria, que sean total o parcialmente descremados en vez de enteros.
  • Beba jugos 100% de frutas sin azúcar agregado y limite la porción que consume.
  • Quite la grasa de la carne y coma pollo o pavo sin piel.
  • Siempre compre cortes de carne magros y elija métodos de cocción saludables, como asado, rostizado, revuelto (salteado) o grillado.
  • Compre panes integrales y de cereal en vez de los procesados o de granos refinados, como la harina blanca.
También puede interesarte:  Cepillarse 3 veces al día reduce el riesgo de diabetes

Comentarios de Facebook