Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública | Revista Diabetes

Constantemente se escucha hablar sobre la diabetes emocional, pero eso es solamente un mito, ese tipo de diabetes no existe. Hay una relación directa entre el estrés y la subida de glucosa en la sangre.

Cuando el ser humano se enfrenta a emociones como estrés, angustia, miedo, inestabilidad o ansiedad el organismo produce y libera cortisol y adrenalina, al darse este proceso el cuerpo sabe que necesita más energía e inmediatamente libera glucosa en la sangre.

Este proceso es natural y se da en todos los seres humanos independientemente de si tienen o no diabetes, el organismo está diseñado para metabolizar los niveles de glucosa y mantenerlos en los porcentajes adecuados sin que genere problemas, sin embargo, los pacientes diabéticos no logran regular esta subida de glucosa en la sangre y experimentan los síntomas de la enfermedad.

Dada esta relación entre estrés y subida de glucosa si el paciente diabético experimenta estas situaciones de forma contínua puede resultar perjudicial para su salud, por esta razón expertos han dado varias recomendaciones para hacer más llevadera la relación entre la diabetes y las emociones:

– Aceptar la enfermedad y convivir con ella

– Tener una alimentación saludable

– Hacer ejercicio como mínimo 30 minutos durante cinco días a la semana

– Dormir de 7 a 8 horas diarias

– Evitar el consumo de drogas y bebidas alcohólicas

– Meditar o hacer actividades de relajación

– Asistir al psicólogo o psiquiatra

Comentarios de Facebook
También puede interesarte:  Paso a paso y recomendaciones para aplicarse la insulina