Investigadores de la Universidad de Ciencia de Tokio (Japón) han diseñado un sensor que genera electricidad mediante la orina utilizando un biocombustible. Según el estudio, publicado en American Chemical Society (ACS), el dispositivo autoamplificado transmite de manera inalámbrica la información referente a la glucosa medida y avisa de la presencia de orina.

El sensor, al ofrecer datos referentes a la glucosa y a la orina, ayuda a prevenir la diabetes y a simplificar la atención del paciente. Esto se debe a que analizar los niveles de azúcar en la orina durante sus primeras etapas es un paso importante para controlar dicha enfermedad metabólica.

Los científicos han explicado que los niveles de glucosa en la orina dan información indirecta sobre los niveles de azúcar en sangre. De este modo, a través de este sensor colocado en el pañal, los diabéticos no necesitan extraerse sangre de forma constante.

Con respecto a su funcionamiento, el aparato se alimenta a través de la orina para crear electricidad, por lo que no se emplea ninguna batería externa. Esto quiere decir que el sensor usa electroquímica.

Según explican en el estudio, los desarrolladores idearon una celda de biocombustible en papel que produce energía eléctrica proporcional a la glucosa que existe en la orina del paciente. Para lograrlo, los investigadores utilizaron un par de reacciones de reducción-oxidación.

Con el objetivo de generar la energía suficiente dependiendo de la cantidad de orina, los científicos desarrollaron un ánodo especial mediante un proceso llamado ‘polimerización por injerto’. 

A través de ello, se incrustaron enzimas reactivas a la glucosa y moléculas mediadoras a una capa de carbono poroso que servían de conductores para el sensor.

De este modo, los desarrolladores consiguieron que la electricidad generada por el sensor gracias a la orina pudiese encender un transmisor por Bluetooth de baja energía. Así, se pudo controlar de manera remota la glucosa de los pacientes con tan solo un teléfono móvil que recogía los datos.

Comentarios de Facebook
También puede interesarte:  No es suficiente el mantenimiento de la medicación con fármacos de segunda línea para la diabetes tipo 2