Uno de los principales hábitos que se deben tener para el cuidado de la diabetes, es mantener una dieta balanceada y saludable, sin embargo, a la hora de salir a comer puede ser complicado mantener bajo control el conteo de carbohidratos, así mismo, no puedes controlar la manera en la que directamente se prepara la comida. Para estas ocasiones te traemos algunos consejos:

Planifica: 

Te recomendamos consultar el menú antes de salir, así evitarás sentirte apresurado y podrás tomar una decisión más saludable, así mismo, si vas a comer más tarde de lo usual puedes comer una merienda que contenga fibra y proteína. Recuerda que si tomas un refrigerio antes de comer, es necesario reducir la cantidad de la siguiente comida.

Empieza bien:

Te aconsejamos beber un vaso de agua grande, apenas llegues, debido a que se ha demostrado que ayuda a comer menos. De igual manera, evita comer el pan, las tortillas o cualquier otro acompañamiento antes de la comida.

¿Cómo elegir el mejor plato para ti?

Te recomendamos los alimentos horneados, cocidos al vapor, a la parrilla o asados en vez de fritos, empanados, crujientes o cremosos para reducir las grasas y las calorías. Así mismo, puedes pedir verduras en vez de acompañamientos que traigan muchas calorías, también te aconsejamos evitar los azúcares agregados como:  la barbacoa (BBQ), glaseado, viscoso, miel o teriyaki; para estos platos, es mejor pedir que te lleven la salsa aparte.

¡Es hora de disfrutar!

Si la porción es muy grande, puedes compartir de tu lato con tus amigos o acompañantes, o si lo prefieres, pedir que te lo empaquen para comerlo después. Y sobre todo, disfruta de algo dulce, puedes comer en menor cantidad o pedir un postre y compartirlo.

Comentarios de Facebook
También puede interesarte:  Cómo distinguir si sufre resistencia a la insulina o diabetes