Si padeces de diabetes o prediabetes, la revista Diabetes te explica cuáles son los tipos de edulcorantes para que entiendas por qué algunos no son recomendados para ti. Descubre la cantidad de calorías que le aportan a tu cuerpo y la capacidad que tienen de subir los niveles de glucosa en sangre. 

Los edulcorantes son utilizados para darle sabor dulce a los alimentos, algunos aportan calorías y suben los niveles de glucosa en sangre,  rápidamente, otros un poco más despacio, y los edulcorantes sin calorías no aumentan los niveles de glucosa en sangre. Estos se utilizan como ingredientes en algunos alimentos, por ejemplo:  postres, salsas, bebidas y algunos snacks. Es un ingrediente muy utilizado en la industria, sin embargo, en ocasiones no es tan beneficioso para las personas y en especial para quienes no deben consumir azúcar o deciden no hacerlo. 

Edulcorantes calóricos 

Sacarosa: está compuesta por una molécula de fructuosa y otra de remolacha azucarera o caña de azúcar, la conocemos y es la más utilizada, esta aporta 4 calorías por gramo de energía y proporciona intensidad a la hora de hacer ejercicio, también ayuda a la recuperación de los depósitos de glucógeno muscular. La sacarosa aporta energía de forma directa, a diferencia de la fructuosa. No se recomienda consumir en exceso, debido a que tiene gran relación con la obesidad, las caries y la diabetes, la falta de enzima sacarosa evita que esta se pueda digerir. 

Fructuosa: es una azúcar presente en todas las frutas y la mayoría de los vegetales, esta se extrae a través de un proceso químico y contribuye al cuerpo energía, de forma más pasiva, no se debe consumir en exceso, aporta 4 calorías por gramo al igual que la sacarosa, la diferencia es que se necesita menos de ella para endulzar. su absorción es lenta y hace que la glucosa en sangre no se eleve rápidamente.

Lactosa: es lo que le da el sabor dulce a la leche, es una buena fuente de energía, su digestión ocurre en el intestino delgado y para esto necesita de la lactasa- tiene la función de descomponer la lactosa en los mamíferos- que generalmente en los primeros años de vida los seres humanos la producen. Es una buena fuente de energía, su índice glucémico es bajo, es decir, no aumenta en grandes cantidades la lactosa, sin embargo se ve directamente relacionada con la obesidad, el cáncer, las alergias, el asma, la osteoporosis y los problemas intestinales. La leche desnatada tiene en 100 mililitros 37,5 calorías.

También puede interesarte:  La diabetes y la presión arterial alta

Maltosa: esta proviene de la amilosa y almidón, su digestión se realiza en la saliva y en el intestino delgado, incrementa rápidamente los niveles de glucosa en sangre y, por esto, es una buena fuente de energía. Los alimentos que contienen este edulcorante son panes refinados, alimentos procesados y bebidas alcohólicas como la cerveza y el whisky.  

Edulcorantes libres de calorías

Sacarina: la sacarina no se descompone en el cuerpo, es por esto que no aporta calorías al cuerpo. Es un edulcorante artificial y es 400 a 700 veces más dulce que el azúcar. La OMS no descarta sus efectos negativos en el cuerpo humano. 

Asparmato: es un edulcorante artificial que ha causado gran polémica debido a su relación con el desarrollo de cáncer, actualmente es uno de los edulcorantes más utilizados. Endulza alrededor de 150 a 200 veces más que el azúcar de caña. 

Stevia: es el único edulcorante natural que no aporta calorías a tu cuerpo y las investigaciones no han demostrado que tenga efectos secundarios por su uso. Está recomendado por los especialistas para personas diabéticas, ya que esta no genera más deseos de dulce cuando se consume a diferencia de los endulzantes artificiales. 

Al conocer algunos de los edulcorantes existentes en el mercado, utilizados como ingredientes en la mayoría de los alimentos, lograrás entender al mirar la tabla nutricional qué tipo de edulcorante son y si le hace bien a tu cuerpo.

Comentarios de Facebook