Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública | Revista Diabetes

Debido a las complicaciones de salud que se derivan de la diabetes, altos niveles de triglicéridos, entre otros, estudiantes del Tecnológico de Monterrey, México se encuentran trabajando en un dispositivo portátil que podría poner fin a las inyecciones de insulina o a otro tipo de monitoreos. La iniciativa de los jóvenes surge porque el país centroamericano es el de mayor porcentaje con población diabética.

El dispositivo nombrado ‘STOP’ permitirá a los pacientes afectados conocer sus niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos. De acuerdo con Daniela Rojas, una de las integrantes del equipo desarrollador, “el aparato toma una muestra de sangre pequeña, una gota apenas, y mide triglicéridos, colesterol LDL (acumulado en arterias) colesterol HDL (el que es llevado al hígado para su eliminación del cuerpo), glucosa y hemoglobina glucosilada. Si bien existen productos que lo cuantifican, se hacen por separado. Nosotros queremos innovar y hacer de ‘STOP’ un dispositivo que simplifique el proceso de medición, todo en uno”, explicó a medios de comunicación de ese país.

¿Cómo funciona esta herramienta?

La novedad de esta herramienta está en la simplificación de los procesos. Hoy en día, quien requiera este tipo de medición constante, debe utilizar diferentes técnicas. Por eso, el nuevo dispositivo contará con un software de respaldo que permitirá realizar mediciones confiables para especialistas y pacientes. Otra de las ventajas tiene que ver con el aspecto económico, puesto que la nueva herramienta ahorraría costos para los pacientes.

Según la OMS, más de 8 millones de personas sufren de diabetes en todo el mundo. En Puerto Rico, aproximadamente el 15.3% de adultos de 18 años o más han sido diagnosticados con esta enfermedad; siendo la tasa de prevalencia más alta en Estados Unidos y el Caribe.

Comentarios de Facebook
También puede interesarte:  Los riñones en el paciente diabético