Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública | Revista Diabetes

Empieza este 2020 con hábitos saludables para controlar el tipo de diabetes que padeces. Si bien esta enfermedad es incurable, puedes contrarrestar sus graves síntomas con mejores hábitos de vida. A continuación, te daremos algunos tips.

Contacta a un farmacéutico de confianza

Además de tu médico tratante, es bueno que tengas un farmacéutico de confianza que te ayude a comprender las recetas que te prescribe tu doctor. Un farmacéutico puede ayudarte a comprender si el medicamento que debes tomar no es compatible con otros fármacos como la hipertensión. Entonces son múltiples los beneficios que trae consigo.

Controlar los síntomas

Según el tipo de diabetes existen diferentes síntomas. Es por eso que, si experimentas algunos que no son normales a tu enfermedad, acude rápidamente a una sala de emergencias para saber a qué se debe. Puede que no resulte un asunto de gran importancia, pero serán los doctores quienes determinen la gravedad del asunto y qué medidas deben tomarse.

Dieta saludable

Implementa la dieta mediterránea en tu alimentación diaria del 2020 y reduce los síntomas del tipo de diabetes que padeces. Presta suma atención al consumo de azúcar y grasas saturadas para que estas no aumenten el padecimiento de tu enfermedad.

Pie diabético

Los pacientes con diabetes tienden a tener complicaciones en la sensibilidad. Por lo que para evitarla realiza chequeos constantemente para mirar que no tengas ninguna anomalía en los pies. Una de las alternativas más efectivas para esta anomalía es usar plantillas a medida para reducir la presión con el calzado e hidratar diariamente para que la piel tenga más flexibilidad y que no aparezcan rozaduras ni fisuras.

También puede interesarte:  ¿Existe la diabetes emocional?
Ejercicio físico

Si tienes diabetes, hacer ejercicio es uno de los métodos más efectivos para el tratamiento de tu enfermedad. La práctica deportiva aumenta la sensibilidad la insulina, regula la glucosa en sangre, hace que las células musculares sean más sensibles a la insulina, entre otros cientos de beneficios.

Indispensable la higiene personal

Los pacientes diabéticos tienen mayor riesgo de infecciones, por lo que mantener una buena higiene beneficia significativamente el tratamiento de la enfermedad y disminuye el riesgo de múltiples patologías. Con los años la enfermedad debilita la circulación y la defensa de los tejidos que forma la piel, por eso es imprescindible el baño diario y secarse con delicadeza.

Comentarios de Facebook